“El pollo Pepe”, de Nick Denchfield

Cachorro humano

pepeDe todos los cuentos que tiene el Cachorro, El pollo Pepe es, sin ninguna duda, su favorito. En cuanto se lo enseño empieza a agitar brazos y piernas y se pone atacadito de la emoción.

Se trata de un libro con pop-ups, que nos cuenta en 4 páginas cómo se las ha apañado el pollo Pepe para crecer tanto. La respuesta no es una gran sorpresa: comiendo mucho.

Pero da igual la complejidad del mensaje, el Cachorro se lo pasa en grande viendo la barrigota del pollo Pepe sobresalir de la página. En la guardería del Cachorro lo leen varias veces al día, en castellano y en inglés, para enorme regocijo de la concurrencia que no se cansa nunca.

Es un cuento que se puede leer a bebés muy chiquitos, pero que también les gusta de más grandecitos: la niña de mi prima tiene año y medio y también es su…

Ver la entrada original 36 palabras más

“This Is Where It Ends”, de Marieke Nijkamp

endsNo sé si es  que ya estoy mayor para aguantar rollos de angustia adolescente o simplemente es que este libro es muy malo. Porque se supone que va a dar una visión de lo que le pasa por la mente a los involucrados en un tiroteo en un instituto, tanto a las víctimas como al asesino, pero en realidad es una historia simplista y medio boba. El asesino se lía a tiros porque es malo malísimo, y el resto de chicos son unos santos que casi caminan sin tocar el suelo.

La narración va saltando de punto de vista entre cuatro de los alumnos del instituto en el que tiene lugar el tiroteo. Uno de ellos es la hermana del tirador, lo que debería dar una pista muy buena de los motivos para la masacre, pero es todo tan absurdo que hasta da grima. Porque por lo poco que yo sé de estos temas, suelen ser chicos que han pasado por años de abusos por parte de sus compañeros, que se han sentido completamente aislados y que sienten un inmenso resentimiento. En este caso el resentimiento está ahí, incluso hay algún flashback en el que el chico es agredido por otro compañero. Pero es que se lo merecía. Porque no basta con que el chico sea un marginado y un asesino en potencia, además es un violador, y si molesta a una chica no parece descabellado que su hermano la defienda.

Me da la impresión de que la autora se metió en un tema que sobrepasaba y mucho sus habilidades como escritora, y disimuló sus carencias metiendo estereotipos. ¡Si hasta hay un minusválido y una pareja de lesbianas! No falta de nada, salvo un poquito de apariencia de verosimilitud. Ha sido una pérdida de tiempo que pretendía sacar la lágrima fácil, y ni eso consigue.

Día del libro

Cachorro humano

Ayer fue el primer Día del Libro del Cachorro, y qué mejor forma de celebrarlo que irnos a una librería a comprar un cuento para él. Éste fue el elegido:

el-monstruo-de-colores-1-638
“El monstruo de colores” es un cuento en el que una niña le explica a un monstruito confuso cuales son las emociones y como distinguirlas. Cada emoción tiene un color y la niña ayuda al monstruo a identificarlas y ordenarlas en frascos.

Creo que es importante que los niños aprendan las palabras adecuadas para cada sentimiento y que así sean capaces de explicarse. ¿Cómo va a decirte un niño que tiene miedo o está triste si no conoce la palabra para denominar esas emociones? Así que en ese sentido este libro me parece una herramienta muy útil. Además tiene unos dibujos grandes y llamativos que parecen saltar de las páginas.

Al Cachorro le ha gustado mucho, o eso creo, porque aún sigue mostrando…

Ver la entrada original 31 palabras más

“Embassytown”, de China Miéville

EmbassytownEsta es la segunda novela de China Miéville que leo, y es aún más rara que la primera, desde luego el término New Weird es perfecto para él. Sus alienígenas son siempre lo más extraño y original que había leído nunca, hasta que cojo otro libro suyo y lo supera. En este caso tenemos unos seres que hablan con dos voces, y aunque su lenguaje no es demasiado complicado y mucha gente es capaz de entenderlos, es imposible hacerse entender por ellos a menos que también se les hable en una combinación de dos voces y dos mentes.

Los habitantes humanos de Arieka se refieren a su hogar como Embassytown, y a los seres que lo habitan y que les permiten compartirlo como los Anfitriones. Pero entre los humanos de Embassytown los Embajadores forman un grupo especial, privilegiado y poderoso, clones criados y modelados por todos los medios posibles para formar pares indivisibles, para ser capaces no solo de hablar sino de pensar a la vez. Rarísimo.

La protagonista es piloto de naves espaciales, lo que le ha permitido salir de Arieka, uno de los planetas más recónditos de la galaxia. Todo el mundo encuentra muy raro que decida volver pero lo hace por su marido, un lingüista deseoso de estudiar el peculiar lenguaje de los Arieki.

La intriga política comienza cuando llega a Arieka un nuevo Embajador, formado por una pareja no clónica y entrenado fuera del planeta, lo que debería haber sido imposible y amenaza el estatus de los locales. Pero eso queda en nada cuando por primera vez los Anfitriones oyen las voces combinadas del nuevo Embajador, y se vuelven adictos a ellas.

Ha sido una historia fascinante, tan llena de ideas originales que hasta parecen demasiadas para una sola novela. Y tengo que decirlo aunque es un spoiler como la copa de un pino, así que estáis avisados y el que no quiera enterarse que pare de leer: lo más original y absolutamente alucinante de esta novela es el desenlace, lo que salva a los Anfitriones de la adicción: que consigan pasar de un lenguaje figurativo a otro semántico por el contagio de la mentira.

Me ha gustado muchísimo esta novela, aunque tal vez no sea para todo el mundo. Si a uno le da igual el leísmo o decir “delante mía” supongo que tampoco tendrá interés en una discusión sobre exo-semiótica. Por suerte no es mi caso.

“Fantastic Beasts And Where To Find Them”, de J.K. Rowling

fantasticA finales de este año se estrenará la película que cuenta las aventuras de Newt Scamander, antes de convertirse en el autor de Animales fantásticos y dónde encontrarlos, el libro de texto usado en Hogwarts para el estudio de la asignatura de Criaturas mágicas.

El libro es un listado de animales mágicos, con una pequeña explicación acompañando a cada uno y una calificación en cuanto a su grado de peligrosidad. La gracia del libro estaría en irlo consultando mientras se leen los libros de Harry Potter cada vez que salga un bicho raro, para obtener un poco más de información sobre el bicho en cuestión. Además se supone que es el ejemplar del propio Harry, con anotaciones suyas y de sus amigos, lo que le haría gracia al lector.

En todo caso se puede leer por separado, aunque si no se es fan de la saga no le veo mucho sentido, no tiene ninguna trama ni argumento. Es como leer una enciclopedia de mitología.

Todavía tendrán que pasar por lo menos 6 ó 7 años para que mi Cachorro empiece siquiera a pensar en leer los libros de Harry Potter, pero cuando lo haga estaré esperando con este libro. Por ahora su apreciación por la literatura se manifiesta dando porrazos a los libros e intentado arrancarle las patas al Pollo Pepe, pero tengo la esperanza de que con la edad se me refine un poco. Y mientras tanto ya le estoy preparando la bilbioteca, ¡me muero de ganas!

“The Widow”, de Fiona Barton

widowJean Taylor es la esposa fiel que apoya a su marido en los momentos difíciles. Y vaya si son difíciles, cuando es acusado de la desaparición de una niña de 2 años. Pero Jean ha sido una roca, que no ha flaqueado nunca ni durante la investigación, ni durante el juicio, ni ante la prensa, ni siquiera ante los gritos e insultos de la madre desesperada. Ha estado junto a Glen, defendiendo su inocencia, durante años.

Pero de pronto ya no tiene que hacerlo más, porque Glen muere en un accidente, y la policía y la prensa vuelven a llamar a su puerta, con la esperanza de que ahora por fin les cuente lo que es evidente que ha estado ocultando durante tanto tiempo.

La novela va saltando del momento actual al pasado, y de un punto de vista a otro, como indican los títulos de los capítulos: El Detective, La Reportera, El Marido, La Madre y La Viuda son los distintos puntos de vista, aunque sólo La Viuda narra en primera persona. Y eso es lo que me molesta de esta novela. Si la protagonista es la narradora, no puede sorprenderse de cosas que ella sabe perfectamente, eso es trampa y da rabia.

Han comparado esta novela con Gone Girl, supongo por aquello de que es la protagonista femenina la que guarda el secreto, pero en realidad ahí acaba el parecido. En Gone Girl aquella mujer estaba decidida a hacerle la pascua a su marido, mientras que esta es como un ratoncito dócil que no da un paso sin el permiso del suyo. En mi opinión Gone Girl es mucho mejor, pero ésta también tiene sus puntos a favor. La descripción del mundo del periodismo amarillo es espeluznante, la reportera que narra parte de la historia hace lo que sea para ganarse la confianza de sus entrevistadas, en este caso la madre de la víctima y la esposa del supuesto asesino, pretendiendo una amistad totalmente falsa cuando se sienten más vulnerables. La ferocidad con la que ataca a sus rivales de otros periódicos es la única muestra de su verdadera forma de ser: una hiena.

Es una lectura rápida y entretenida, lo que yo llamo una novela de piscina, y ya se acerca el buen tiempo.

 

Abandono: “Bastard Out Of Carolina”, de Dorothy Allison

boocNo sabía nada de este libro antes de empezarlo, salvo que la historia transcurría en Carolina del Sur, lo que suele ser interesante porque el Sur de los EEUU está lleno de gente extravagante. Y éste caso no es la excepción: la novela empieza contando los intentos de la madre de la protagonista por conseguir una partida de nacimiento de su hija en la que no ponga que es ilegítima.

Bone es la narradora de esta historia, que comienza con su nacimiento y los dos matrimonios de su madre. Bone tiene unos 6 años cuando su madre se casa por segunda vez, con mucha cautela y tras observar con cuidado el comportamiento de su futuro marido con sus dos hijas. Y sin embargo en apenas unos meses el padrastro que ha elegido con tanto cuidado empieza a manosear a la niña.

Y ahí lo dejé, porque ya he dicho muchas veces que me desagrada leer sobre violaciones, pero ya me pongo mala si la víctima es una niña pequeña. Y como yo no leo para sufrir, a otra cosa.

Después me he dado cuenta de que vi la película en la tele no hace mucho tiempo, solo que la cogí empezada y no supe nunca el título, pero la historia era aún más descorazonadora y acongojante de lo que podía sospechar por las 50 páginas que he leído, así que me reafirmo y ahí se queda.