Archivo de la etiqueta: c-f

“The Dark Forest”, de Cixin Liu

No sabría decir si este libro me ha aburrido o me ha cabreado en mayor medida. Porque una gran parte del libro me parece un tostón considerable, pero es que además es de un machismo que me pone de los nervios.

En el libro anterior la Humanidad había descubierto la existencia de los Trisolarianos, una civilización extraterrestre que viene a por nosotros. Pero que vienen a darnos matarile, nada de buen rollito, en apenas 450 años llegará su flota a borrarnos de la faz de la Tierra para quedarse con el solar. Y mientras tanto nos han mandado los sofones, una especie de super-ordenadores tamaño partícula atómica que no sólo espían todo lo que se hace en la Tierra, sino que van a impedir cualquier avance científico que pudiera permitir a los humanos enfrentarse al invasor.

En este nuevo libro hay un montón de líneas narrativas explicando las distintas estrategias que se van preparando para cuando llegue la batalla final, de las cuales la más interesante es el Proyecto Vallado, que consiste en que se eligen a cuatro personas, en general grandes científicos o estrategas, para que diseñen una defensa contra los invasores. Pero ninguno de ellos puede revelar jamás en qué consiste esa defensa, para que los sofones no puedan espiarlos. El más prometedor parece ser el astrónomo y sociólogo Liu Ji, pues aunque ni él mismo se explica por qué lo han elegido, los trisolarianos están decididos a asesinarlo.

Y así pasan 8 años, con la humanidad casi hundida por completo en el derrotismo, y los Valladores como única esperanza. El único que parece pasar del tema es Liu Ji, que con los fondos ilimitados de los que dispone se monta un casoplón en la sierra y hace que busquen a la chica de sus sueños. Porque el pollo este resulta que, aconsejado por una novia escritora, empieza a escribir una novela y crea un personaje que es la mujer ideal, una chica preciosa, encantadora, dulce y tímida, y se obsesiona tanto con ella que es incapaz de tener ninguna relación con mujeres normales. Así que le encarga a Da Shi, el policía molón de la primera parte, que se la busque. Y él le dice que no hay problema, y dicho y hecho, le trae a una muchacha clavadita a la que le ha descrito. Claro está, para que se enamore perdidamente de él. Y yo todo el rato con ganas de gritarle, PERO TÚ QUE TIENES QUE OFRECER, MAMARRACHO PUERIL. Total, que le traen a la muchacha, que enseguida le pone ojitos y se cansan y tienen una hija y así pueden secuestrarlas y obligarlo a currar para recuperarlas. ¿Pero es que nadie se da cuenta de que YA LA HABÍAN SECUESTRADO ANTES? ¡Para entregarla a un zumbado que se creía que se la había inventado!

En el primer libro al menos hay un personaje femenino entre los principales, la astrónoma Ye Wengjie. Claro que ella es la que traiciona a la humanidad, aparte de ser una asesina a sangre fría, así que tal vez estaba en la historia precisamente para eso. Porque en este libro NO HAY MUJERES. Está la muchacha imaginaria esta, que parece una broma, la Secretaria General de la ONU, de la que dicen que “no proyecta sensación de poder”, y la esposa de uno de los Valladores, que se pasa 20 años esperando para destruir sus planes. Tócate las narices.

Total, que la cosa empieza con unas 300 páginas de planes  absurdos y gente desesperada, y entonces congelan a todos los personajes interesantes para despertarlos 200 años más tarde. Ahora resulta que todo el mundo es optimista y están seguros de que le van a dar matarile a los extraterrestres, pero es que llegados a ese punto yo ya solo quería terminar de una vez con la chorrada esta. A trancas y barrancas he conseguido llegar al final, que cualquiera que haya oído hablar de la Paradoja de Fermi se podía imaginar.

Paso del tercero.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

“The Three-Body Problem”, de Liu Cixin

Mi primera lectura de este año ha sido una novela de ciencia-ficción, que es un género que siempre me ha gustado, y esta vez he querido probar aun autor que no conocía, el chino Liu Cixin.

Ye Wengjie es astrofísica, al igual que su padre, que al comienzo del libro es apaleado hasta la muerte por las Guardias Rojas durante la Revolución Cultural por enseñar a Einstein. Ella es enviada al campo para “reeducarse”, pero las circunstancias hacen que acabe trabajando en un centro radiológico secreto.

Ya en la actualidad el también científico Wang Miao comienza a sufrir unas extrañas alucinaciones, y pronto descubre que se están produciendo suicidios incomprensibles en la comunidad científica, y que parece haber una gran alianza internacional para luchar contra un enemigo que nadie quiere nombrar.

Saltando hacia atrás en el tiempo vamos entendiendo cómo se relaciona el trabajo de Ye Wengjie con los extraños acontecimientos de la actualidad, y es TODO POR LA CIENCIA!

Prácticamente todos los personajes principales de la novela son científicos, salvo el policía apodado Da Shi. Es una especie de Sancho Panza, el tipo ignorante pero con sentido común que es quien de verdad narra la historia y pone a los científicos en contacto con la realidad. No sé si es una figura de referencia en la literatura china, el tonto sensato, como lo es en la nuestra. Me parece recordar que había una peli japonesa de un samurai con dos criados que eran de este estilo, pero claro, aquí se trata de chinos y no es lo mismo…

Me ha gustado mucho y voy a leer el segundo de la trilogía ya mismo, estoy intrigadísima por saber qué pasa.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

“Arcadia”, de Iain Pears

La editorial Planeta me envió este libro para que hiciera una reseña con mi opinión. Estas cosas me ponen un poco nerviosa, porque me daría pena que no me gustara el libro después de que han tenido la amabilidad de regalármelo, pero por otra parte no voy a mentir y decir que me ha gustado si no ha sido así.

Por suerte, no me voy a ver en un compromiso porque, aunque no haya sido mi lectura favorita del año, sí que me ha gustado.

La acción se desarrolla en tres escenarios distintos: por una parte, el Oxford de los años 60, en el que el profesor Henry Lytten, ya retirado de la enseñanza, trabaja intensamente en las notas de su novela, que transcurre en un mundo bucólico creado por él llamado Anterworld. Es como una especie de Tolkien, a quien incluso menciona como conocido, con su grupo de profesores escritores con los que se reúne semanalmente en plan Inklins y todo. Pero Lytten quiere un universo distinto al de Tolkien, sin magia ni dragones, tan solo una sociedad tranquila.

Por otro lado, tenemos a la doctora Angela Meerson, una matemática del futuro que ha desarrollado una máquina que en teoría permite viajar a universos paralelos. Solo que no existen esos universos, lo que hace su máquina es viajar en el tiempo, con lo que se podrían producir paradojas temporales que alterasen el futuro. Por eso decide viajar al pasado, para desde allí poder trabajar en su proyecto sin que su jefe, el villano de la historia, pueda utilizarlo.

Angela fabrica otra máquina y decide programarla para que lleve al Anterworld de su amigo el profesor. Un mundo imaginario sin conexión con el real, en una especie de prueba de laboratorio que no ponga en peligro la existencia de la continuidad temporal. Pero Angela la esconde en el sótano de Lytten, y así es como accidentalmente Rosie, la niña que cuida al gato del profesor, acaba entrando en Anterworld y alterando el experimento de forma muy peligrosa.

Y así va la trama, saltando del Oxford de los años 60 con la Guerra Fría a todo trapo y la paranoia de los espías rusos en pleno apogeo, a la tranquilidad de Anterworld y su sociedad agrícola y no tecnológica, al futuro distópico con su tecnocracia que ha prohibido los sentimientos. ¿Está Anterwold en el pasado o en el futuro? ¿Y es posible destruir el futuro desde el pasado? ¿O el pasado desde el futuro?

Un lío, ¿verdad? Pero muy entretenido, una vez que uno empieza a entender de qué va la historia. Lástima que haya que avanzar 200 páginas para conseguirlo, porque a ratos dan ganas de rendirse.

La pega del libro, sobre todo, es que los personajes no están muy desarrollados, no se sabe muy bien por qué hacen las cosas. Tal vez Lytten quiere el éxito de Tolkien, aunque tampoco parece muy preocupado por publicar su libro. De los demás, ni idea de qué los motiva.

Acabo de enterarme de que hay una aplicación gratuita asociada al libro, aunque tengo ni idea de lo que hace, pero si alguien piensa leer este libro podría ser interesante descargarla. Las cosas que inventan.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

“Armada”, de Ernest Cline

Yo no sé qué me pasa durante las vacaciones, que parece que tengo menos tiempo que nunca, pero hay que ver el estado de abandono de mi pobre blog. ¡Que terminé este libro el 1 de junio! Un desastre total.

Armada es la segunda novela del autor de Ready Player One, cuya reseña podéis encontrar aquí. Ya aviso desde el principio que no es ni mucho menos tan bueno como el primero, aunque sigue la misma estrategia de llenar la historia de referencias a la cultura de los años 80. Pero si en Ready Player One resultaba divertido y nostálgico, en esta nueva novela más bien parece que está pasando lista a todos los iconos de los 80, sin añadir ninguna idea original.

El joven Zach Lightman (sí, igual que el protagonista de Juegos de Guerra) está en su último año de instituto cuando es reclutado por la Alianza de la Defensa de la Tierra debido a sus increíbles habilidades en los videojuegos. ¿A quien le suena esto? Digamos todos juntos El último Starfighter y sigamos adelante. Zach es llevado a las instalaciones secretas de la Alianza en la Luna, donde lo equipan con un montón de tecnología y lo ponen a jugar su videojuego favorito como ha hecho hasta ahora, ¡solo que resulta que no estaba jugando! Eran batallas de verdad. Esto va por tí, Ender.

Y así sin parar. Se me hizo súper cansino, y eso que yo he crecido en los 80 y me encanta la ciencia-ficción, o sea que soy su target sin ninguna duda. Pero es que la nostalgia por sí sola no basta, si no me vas a aportar nada nuevo me pongo el DVD de Star Wars y a otra cosa. Y entre todas estas referencias, lo que queda es la descripción por escrito de una larguísima partida de un videojuego. Que jugarlo es muy entretenido, verlo también puede serlo, pero que te lo cuenten, por ahí ya no paso. Un tostonazo.

El final tiene su chispita de interés, pero es demasiado poco y demasiado tarde, ya no sé ni como llegué hasta ahí.

Total, que no sé si voy a leer algo más de este autor, por mucho que se rumorée que va a publicar la segunda parte de Ready Player One. Eso sí, la peli de Spielberg no me la pierdo.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

“Nod”, de Adrian Barnes

nodEste no es el primer libro que he leído este año, que va, es que tengo un montón de libros atrasados que comentar, a ver si consigo ponerme al día pronto. Así que vamos al tema.

¿Qué pasaría si la gente de pronto ya no fuese capaz de dormir? Pues que todos morirían en un par de semanas. Esa es la premisa de esta novela, solo que no todo el mundo padece este extraño insomnio, sino que quedan unos pocos que siguen durmiendo a pierna suelta, muchos de ellos niños, que siguen durmiendo pero dejan de hablar por completo. Los durmientes resultan son fáciles de distinguir, provocando la ira de los menos afortunados.

Según parece, tras sólo seis días sin dormir, se desarrolla paranoia. Y a las cuatro semanas se produce la muerte. No sé cómo han llegado a esas cifras pero espero que no tenga que ver con Guantánamo. Así que los que pueden dormir tienen que aguantar ese tiempo para poder sobrevivir al este trance, pero la cosa se complica para el protagonista, un erudito que escribe sobre etimología y que ve cómo su último manuscrito se convierte en una especia de Biblia para los insomnes.

Es un libro muy peculiar, pero que deja muchas cosas sin explicación, planteando más preguntas de las que responde. ¿Por qué la gente no puede dormir? ¿Por qué algunos sí? ¿Por qué comparten el mismo sueño? Éstas y otras preguntas quedan sin respuesta, en la espiral de violencia que se desata cuando la gente empieza a perder el juicio por culpa de la falta de sueño.

Una novela extraña pero interesante, aunque tiene una cosa que no me gusta nada, y es cómo retrata a los personajes femeninos. Los hombres con la falta de sueño se vuelven violentos, mientras que las mujeres simplemente se acuestan con cualquiera. ¿Por qué? Otra pregunta para la que no nos dan respuesta, aunque me temo que sea simplemente porque el autor es un cerdo machista.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

“El cuento de la criada”, de Margaret Atwood

criadaHace poco la siguiente cita de Margaret Atwood: “‘¿Por qué los hombres se siente amenazados por las mujeres?’, le pregunté a un amigo mío. ‘Tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos’, dijo. Entonces le pregunté a unas estudiantes de una de mis clases de poesía, ‘¿Por qué las mujeres se sienten amenazadas por los hombres?’ ‘Tienen miedo de que las maten’, contestaron.”

Habrá quien piense que es una exagerada y una feminista radical (como si pudiera haber feminismo moderado, qué inutilidad), pero yo pensé que tenía que leer alguna de sus novelas de inmediato. Me decidí por El cuento de la criada, considerada una de sus novelas más importantes. Se trata de una distopía en la que, tras una catástrofe nuclear que ha reducido la fertilidad al mínimo, en los EEUU se ha instaurado una teocracia que ha quitado todos sus derechos a las mujeres, que pasan a ser propiedad del Estado. Además, siguiendo la historia bíblica de Sara y Agar, las mujeres fértiles son entregadas a los hombres de más alto rango, afines al gobierno, para darles hijos, que les serán arrebatados para que los críen esos hombres con sus esposas legítimas y estériles.

La historia la narra una de estas mujeres, que cuenta su experiencia en casa de un comandante del ejército, mientras va recordando su vida anterior, con su marido y su hija. Cuenta el terror de ser considerada una traidora y enviada a trabajar a una de las zonas contaminadas, llevando una vida aún peor que someterse una vez al mes a la violación por parte de su señor, y va recordando el adoctrinamiento que sufrieron ella y otras como ella a manos de las tías, mujeres mayores encargadas de enseñarles esta nueva virtud extrema.

Varias veces estuve a punto de dejar esta lectura. No porque no me gustara el tema, sino porque ya en el primer capítulo se narra la muerte de un bebé, nacido con malformaciones, cosa que encontré muy desagradable. Ya lo sé, me he vuelto una floja desde que tengo un bebé propio, qué se le va a hacer. Tampoco me gusta leer sobre violaciones, me da mucho repelús. Y el terrible machismo de toda la historia me ha cabreado hasta ponerme de los nervios. Una de las partes que más rabia me dio fue cuando el comandante se pone a recordar con nostalgia tiempos pasados, pero dice que querían hacer que todo fuera mejor, pero que nunca las cosas pueden ser mejor para todos.

O sea, que vamos a pisotear al 50% de la población para que los varones estén contentos. Y lo peor es que hay muchos que piensan así en realidad. Ayer mismo en una conversación con alguien del trabajo, me decía que hay profesiones en las que cree que los hombres están más capacitados por su físico, pero que si una mujer es mejor, le parece bien que le den el empleo. ¡Pues no tiene que ser mejor! Solo tiene que ser lo suficientemente buena, que es lo que se le exige a un hombre para el puesto.

Supongo que para algunos hombres es otra forma de hacer el ridículo, que una mujer sea mejor que ellos en algo.

Pero volviendo a la novela, a pesar de los momentos desagradables y de lo opresivo de la historia, me ha hecho seguir leyendo hasta el final. Porque esta fantasía perversa está muy cerca de la realidad de muchos países.

Deja un comentario

Archivado bajo Libros

“La saga de los Vor”, de Lois McMaster Bujold

apprenticeDurante los últimos meses, más o menos desde la primavera, he estado leyendo las novelas de esta saga de ópera especial tan divertida. No todos, claro, solo ocho de los 15 que se han publicado hasta ahora, desde Fragmentos de Honor hasta Cetaganda, y por riguroso orden de publicación. Seguir la cronología interna de la saga, cuando no fueron escritos en ese orden, es lisa y llanamente hacer trampa.

Para quien no los conozca, estos libros narran las aventuras de los Vorkosigan, una familia de la nobleza de su planeta natal, Barrayar. Siempre metidos en intrigas políticas debido a su posición, los Vorkosigan valoran su honor por encima de todo, y consideran su deber servir a Barrayar entrando en el ejército. Así que las malformaciones que sufre Miles antes de nacer debido a un atentado con veneno contra sus padres resultan ser una dura prueba. Miles es el colmo de la inventiva y la cara dura, y sus aventuras me resultan enormemente divertidas. Miles solo tiene una marcha: hacia adelante. Y si resulta que lo que se abre a sus pies es un precipicio, se limita a acelerar, a ver si por casualidad cae del otro lado.

barrayarNo todos los libros tienen a Miles como protagonista, algunos se centran en sus padres, y resultan también de lo más entretenidos. Son personajes complejos y carismáticos, y sobre todo, adultos. Nada de chorradas de romance ñoño, machista y estúpido tipo Crepúsculo, afortunadamente. No es de extrañar que su único hijo sea el loco con más inventiva de la galaxia.

Si tuviera que elegir un favorito de toda la serie me resultaría muy difícil. Tal vez Fragmentos de honor, que fue el primero que leí, o Barrayar, con Cordelia en modo mamá leona, o el divertidísimo Cetaganda, ayudando al enemigo. Me encantan, y estoy segura de que volveré a leerlos de nuevo.

 

2 comentarios

Archivado bajo Libros