“La química”, de Stephenie Meyer


quimicaHace un par de semanas me apunté a Edición Anticipada, un portal de Penguin Random House que ofrece a blogueros libros que están a punto de publicar. Los libros pueden ser en papel o en edición digital, y lo único que piden a cambio es una reseña. Así que estuve unos días echando un vistazo a lo que ofrecían y al final me decidí por La química, la nueva novela de Stephenie Meyer, famosa autora de la serie Crepúsculo.

Tengo que decir que las novelas que tanto éxito le trajeron a esta autora a mí me parecieron un espanto, al menos la primera y la mitad de la segunda, que no fui capaz de llegar más lejos. Pero parecía que en esta nueva novela no había ningún vampiro ni ser sobrenatural, y que todos los personajes habían terminado el instituto, así que pensé, qué diablos, al menos será una lectura ligera, y me puse a leer.

La protagonista de esta novela vive en un estado de continuo temor, con picos frecuentes de terror absoluto. Lleva varios años escondiéndose de sus antiguos empleadores, una agencia secreta del gobierno para los que trabajaba como interrogadora, aprovechando sus conocimientos de química, hasta el día en que sus superiores asesinan a su compañero y ella emprende la fuga. Desde entonces no hace más que cambiar de casa y de identidad, y duerme protegida por una serie de trampas llenas de venenos que ya le han salvado la vida en dos ocasiones. Ese es el punto en el que comienza la historia, cuando el antiguo jefe de la chica contacta con ella y le ofrece un último trabajo para que pueda recuperar su vida.

En esta ocasión tenemos a una protagonista que no es una pavisosa sin personalidad ni autoestima, sino una mujer fuerte, inteligente y llena de recursos, que ha conseguido sobrevivir sola a fuerza de ingenio y, sobre todo, siendo capaz de mostrarse despiadada con sus enemigos. Hasta aquí una mejora sustancial respecto a la masoquista de Bella. Peero de pronto aparece un chico guapo y se convierte en una adolescente medio boba. Resulta que el guaperas es el objetivo que le han dado para cerrar el trato, al que tiene que torturar para averiguar lo que sabe. Por supuesto eso no es impedimento para que el buen mozo, que en realidad es inocente, se quede prendado de nuestra chica, ya que parece que en esta ocasión el masoquista sin autoestima es él. Lo más normal del mundo, que le ponga ojitos a su torturadora porque a ver, un error lo comete cualquiera. No me creo nada.

Y entonces empieza el rollo romántico, con mucho rollo sobre perros y armas por el medio, y con la supuesta tensión de la intriga política en la que están envueltos de por medio, aunque nunca tuve la sensación de que hubiera un verdadero peligro. Los malos son unidimensionales y no muy listos, desde luego no tanto como los perros que salen en la historia, que podrían ganar cualquier consurso de agility e incluso el Pasapalabra. ¿Qué le pasa a esta mujer con los perros, lobos, hombres-lobo y demás cánidos? Y entre tanto perro, besitos, cenas preparadas en compañía en una cocina fabulosa, porque ¿quién no dispone electrodomésticos de primera cuando está huyendo de la CIA?

Es que no hay tensión ni en la parte romántica, porque desde el principio los dos están de acuerdo en que son ideales de la muerte, y está claro que van a acabar juntos. El pequeño malentendido con tortura horriblemente dolorosa de por medio queda aclarado de inmediato y no introduce ni una pizca de incertidumbre en el futuro de la relación: están encantados de haberse conocido. Increíble.

No voy a contar el final, aunque es tan previsible como el resto de la historia, y de todas formas a esas alturas ya iba leyendo en diagonal. Dudo que vaya a leer nada más de esta mujer, está claro que no escribe para mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s