“Ink and Bone”, de Rachel Caine


inkLa razón principal por la que me decidí a leer esta novela es que me suelen gustar los libros sobre libros. Me gustan las librerías, las bibliotecas, los coleccionistas de primeras ediciones o los buscadores de libros raros, me da igual, si se dedican a los libros a mí me vale.

Y en este caso, los libros lo son todo. Se trata de un futuro alternativo y no muy lejano, en el que hay dos diferencias principales respecto a nuestra realidad: la Biblioteca de Alejandría aún existe, y la imprenta de Gutenberg nunca lo ha hecho. La tecnología está muy avanzada aunque en lo que parece un steam-punk un poco raro, con leones autómatas que guardan las Bibliotecas, y con una especie de libros en blanco en los que la gente puede cargar el libro que quiera. Los originales están prohibidos para el público, están todos en manos de la Biblioteca de Alejandría.

Por supuesto, esto hace que la fascinación de la gente por los manuscritos sea enorme, y todo aquel que tiene el dinero suficiente acude al mercado negro para conseguirlos. A eso se dedica la familia del protagonista, Jess, un muchacho londinense que lleva toda su vida haciendo de correo de libros prohibidos para su padre. A Jess también le fascinan los libros, así que cuando le ofrecen la posibilidad de ir a estudiar a la Biblioteca para convertirse en uno de sus empleados, no lo duda.

Y empieza la parte Harry Potter de la historia, que cuenta incluso con su propio Snape, un profesor sarcástico y muy duro que se ve venir a la legua que va a resultar el mejor aliado de los estudiantes. Porque la Biblioteca tiene un enorme poder y no quiere perderlo de ninguna manera.

Se trata del primer libro de una trilogía así que este viene a ser el de presentación de las normas de juego y de los personajes, y de los primeros secretos siniestros de la Biblioteca. No sé si debo avisar de esto como de un spoiler, puesto que es una suposición mía y no algo que haya leído, pero lo primero que se me ocurrió cuando leí que nadie podía tener un original, solo la copia online proporcionada por la Biblioteca, fue que seguro que censuraban lo que querían. En varias ocasiones dicen que no es lo mismo tener el libro en papel en la mano que leer la copia, y además de ser una propaganda anti ebook descarada, yo siempre pensaba ¡es que seguro que no es el mismo libro!

La verdad es que es una lectura muy amena, y aunque tiene algún fallo, sobre todo en cuanto a la falta de profundidad de los personajes secundarios, en general está bastante bien. El segundo libro se publicará este verano, así que ya veremos.

4 pensamientos en ““Ink and Bone”, de Rachel Caine

  1. Yo lo tengo pero no lo he leído aún. No sabía que era parte de una serie y me carga leer un libro y después esperar años a la siguiente parte (sufrí con Harry Potter, no quiero sufrir de nuevo) pero sí, también amo los libros sobre libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s