“Mi niño no me come”, de Carlos González


MininonomecomeYo fui una de esas niñas que comen fatal, con peleas en la mesa todos los días, la comida hecha una bola masticada mil veces y mi madre desesperada sin saber cómo hacerme tragar lo que quedaba en el plato. Luego, de repente, a los 12 años me entró hambre, y aunque nunca he sido una tragona, se acabó el problema.

Pero mi Cachorro, al menos por ahora, come estupendamente. Cuando está tomando el biberón más vale no interrumpirlo, ni siquiera porque se haya atragantado, porque los berridos son tremendos y a veces se enfada tanto que luego no hay manera de que se lo siga tomando. Y yo tan contenta, hasta la revisión de los 4 meses. La enfermera me preguntó por la cantidad que tomaba, y yo le contesté que unos 6 biberones diarios de 180 ml. Así que me dijo que por su peso, más de 7 Kg, debía subir a 210 ml.

Fue una tontería por mi parte hacerle caso porque yo sabía perfectamente que el Cachorro siempre dejaba un poco del biberón cuando le ponía 180, así que pasó a dejar bastante más al subir a 210. Si a eso le añadimos unos cuantos días de poco apetito, seguramente porque está empezando con los dientes, yo ya empecé a agobiarme por si no estaba bien alimentado.

La respuesta estaba en este libro, del pediatra Carlos González, que habla del terrible problema para las madres de los niños que no comen lo que ellas esperan. Según el Dr. González, el problema es mío por darle más comida de la cuenta.

El hijo de Ángela tiene un peso completamente normal; la media a los tres meses es de 5,980 kg. Lo que come (700 ml de leche son 490 kcal) también es normal, aunque probablemente es menos de lo que le han mandado. Muchos libros recomiendan a esta edad 105 a 110 kcal por kg (unos 900 ml de leche al día para nuestro protagonista); pero los nuevos datos indican que las necesidades medias son de 88,3 kcal/kg, y la menos dos desviación estándar es de 59,7 kcal/kg, lo que para este niño serían 732 y 495 ml de leche.

Las cuentas son fáciles: 88,3 kcal/kg x 7kg = 616 kcal al día que necesitaría mi cachorro. Sabiendo que 700 ml de leche son 490 kcal, por una simple regla de tres me sale que debe tomar 880 ml diarios, que repartidos en 6 biberones sale a unos 150 ml escasos. ¡Ya estaba tomando más que suficiente antes de aumentarle la dosis!

Así que hace ya más de una semana que hemos vuelto a los biberones de 180 ml, que se toma tan contento, en incluso en la primera toma de la mañana le estoy dando ya los 210 porque se lo estaba acabando enterito y parecía que quería más. En gran parte gracias a este libro, que con datos de la OMS, las agencias europeas y americanas de pediatría y con mucho sentido común explica que nunca hay que obligar a comer a los niños. ¡Qué alivio!

Un pensamiento en ““Mi niño no me come”, de Carlos González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s