“Odd Thomas”, de Dean Koontz


oddA veces llego a los libros en zig-zag, como me ha pasado con este. Estuve echando un vistazo a la lista de los mejores libros de 2015 votada por los miembros de Goodreads, y en la categoría de Terror, que es un género que no me atrae especialmete, el ganador era una novela titulada Saint Odd, de Dean Koontz. No había leído nada de este autor, aunque sí que había oído hablar de él, así que pensé, por qué no, voy a darle una oportunidad. Pero claro, Saint Odd es el séptimo libro de la serie protagonizada por Odd Thomas, y me daría un patatús de los gordos si tuviera que leer una serie fuera de orden, así que me puse a buscar el primero, y ahora creo que es muy posible que llegue al séptimo.

Odd Thomas es un buen chico, a pesar de su nombre raro, de los padres absolutamente espantosos que tuvo que sufrir en su infancia y sobre todo, de su don. Porque Odd Thomas puede ver a los muertos. No los oye, porque no hablan, pero aún así intentan comunicarse con él, y Odd, siendo como es un buen chico, hace lo posible por ayudarlos. A terminar sus asuntos, a capturar a sus asesinos, lo que haga falta. Pero sin cursilerías tipo Entre fantasmas ni nada por el estilo. Odd hace lo que puede con su extraño don, y como eso ya le complica la vida bastante intenta que el resto sea lo más sencillo posible. Trabaja como cocinero en un restaurante de comida rápìda y no pretende llegar más lejos. No quiere hacerse rico ni famoso, solo vivir tranquilo y casarse con su novia del instituto.

Pero las cosas se complican cuando empieza a ver las extrañas sombras que presagian las grandes desgracias llegar a su pueblo por docenas. Algo malo va a pasar, y Odd debe averiguar qué es para intentar evitarlo.

Y me ha gustado mucho. Sobre todo por el personaje de Odd, que es un sol de chico, hasta el punto de resultar increíble. Un chico de 20 años sin vicios, amable y cariñoso a pesar de una infancia horrorosa y de una anormalidad como la suya es algo que solo se encuentra en la ficción, pero para eso leemos, ¿no? Por los personajes que a pesar de ser inventados consiguen que nos preocupemos por lo que les pasa.

Es un libro que se lee muy rápido, muy entretenido y que en ocasiones da verdadero miedo, aunque como ya he dicho no es mi género favorito. También es verdad que en ocasiones abusa de “ojalá hubiera sabido el horror que vendría luego”, y que algunos giros de la trama se ven venir de lejos, pero aún así lo he disfrutado, lo bastante como para ser capaz de leerlo en un par de días, con lo difícil que me resulta encontrar el tiempo. Incluso me siento tentada a leer ya el segundo de la serie, Forever Odd. Que falta mucho para llegar al séptimo.

3 pensamientos en ““Odd Thomas”, de Dean Koontz

    • ¡Muchas gracias! Feliz Año Nuevo para ti también🙂
      En cuanto al libro, me ha dado hasta repelús a ratos, pero me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Y no es gore como Stephen King, lo que es de agradecer.

  1. Pingback: “Forever Odd”, de Dean Koontz | Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s