Lecturas de la infancia… o no: “Mi planta de naranja lima”


naranja limaAunque no tengo apenas tiempo para leer para mí, pronto empezaré a leerle a mi peque, que hoy cumple 3 meses, así que estoy atenta a cualquier artículo o post que hable sobre libros infantiles. Total, que el otro día leí este post en el que los seguidores del blog votaban los 20 mejores libros infantiles. Y para mi sorpresa, en el número 9 figuraba Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos.

Yo leí este libro cuando tenía 14 ó 15 años, vamos, que no era una niña pequeña, y me hizo llorar a moco tendido. El protagonista es Zeze, un niño de 5 años que se comporta como un niño de 5 años. Vamos, que a veces se ensucia, o rompe algo, o hace alguna pequeña trastada, pero que no es ni mucho menos un Daniel el Travieso. Pero en su casa le dan unas palizas de órdago, de las de llamar a protección de menores y que salga el caso en el Telediario. Y el pobre niño no tiene a nadie que lo trate con un mínimo de cariño, ni sus padres, ni hermanos, ni una abuela, ni siquiera un perro. Lo único que tiene es una planta de naranja lima en el patio, y allí que se va el pobre a llorar y a contarle lo mucho que le duele el cuerpo de la última paliza y sobre todo lo mucho que sufre porque nadie lo quiere. En esa mísera planta el niño vuelca todo el cariño que nadie más quiere recibir de él.

Este librito narra una de las historias más tristes y angustiosas que he leído en mi vida, me dejó acongojada y espantada, y en ningún caso me pareció una novela que estuviera dirigida a niños pequeños. Por algún motivo cuando el protagonista de una historia es un niño inmediatamente se mete en la categoría de “infantil”. No creo que Matar un ruiseñor sea una novela infantil, ni Oliver Twist, ni siquiera El juego de Ender me parece un libro que se dirija a niños pequeños. Ni La tumba de las luciérnagas. Creo que estos libros los podrían leer niños, de hecho yo lo hice, pero porque se dirigen a un público general, y tal vez el que los protagonistas sean niños les da una cercanía especial para el público infantil.

Así que voy a fiarme de mi propio criterio y a reunir mis viejos libros de Roald Dahl para estar preparada cuando mi cachorro quiera que le lea un cuento, porque lo que la gente vota por ahí te puede dejar perplejo.

2 pensamientos en “Lecturas de la infancia… o no: “Mi planta de naranja lima”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s