“The First Fifteen Lives of Harry August”, de Claire North


coverHarry August tiene un superpoder: vive su vida una y otra vez, recordando siempre las vidas anteriores. No es el único al que le pasa esto, hay otros como él, y a lo largo de los siglos han ido formando sociedades secretas que ayudan a sus miembros en sus primeros años de vida. Se llaman a sí mismos los kalachakra, y son un grupo bastante ocioso, que se limita a usar sus conocimientos del futuro para ganar suficiente dinero como para vivir cómodamente y para evitar zonas conflictivas. Los cambios que ejercen sobre sus vidas no provocan un efecto mariposa, apenas influyen sobre los acontecimientos importantes. De hecho, tienen prohibido intentar cambiar la historia porque ¿quién sabe cuál sería el resultado? Tal vez asesinar a Hitler impediría la Segunda Guerra Mundial, o tal vez eso haría que otro general más eficiente acabara ganándola.

Como cualquiera con un superpoder, Harry August tiene un archienemigo, aunque en este caso es igual que él: un kalachakra. Pero uno que quiere aprovechar lo que sabe para hacer que el futuro llegue antes. Quiere cambiar el mundo a base de adelantar la tecnología, haciendo que la ciencia progrese a un ritmo mucho mayor de lo que lo haría por sí misma. Y Harry sospecha que es eso lo que está haciendo que el fin del mundo se acerque más en cada ciclo.

No puedo evitar sentir simpatía por el enemigo de Harry, al menos él intenta mejorar las cosas y no se limita a ver discurrir la historia. Siempre se puede intentar corregir los fallos en la próxima vida, y no veo por qué los desastres provocados por acontecimientos repetidos tienen que ser mejores que los que se puedan producir por acciones nuevas. Por esto no voy a decir que el libro me ha encantado, pero sí que me ha parecido entretenido, y al menos toma una postura poco habitual frente a las dichosas paradojas temporales.

2 pensamientos en ““The First Fifteen Lives of Harry August”, de Claire North

    • Un niño ninguna, por eso se ayudan entre ellos, normalmente ofrecen una beca de estudios para sacarlo de casa y así el niño, que en su anterior vida estudió astrofísica, puede dejar de perder el tiempo estudiando la tabla de multiplicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s