“The Republic of Thieves”, de Scott Lynch


coverAntes de nada quiero advertir que en este post va a haber spoilers de los dos primeros libros de la serie de los Gentleman Bastards. Si alguien está leyendo esto sin haber leído The Lies of Locke Lamora ni Red Seas Under Red Skies, no sé a qué estáis esperando. Id a la librería más próxima, o a la biblioteca, o descargadlo de Internet, pero no perdáis más tiempo y empezad a leer, que son muchas páginas de diversión continuada y ya estáis tardando.

Porque esta novela empieza donde terminó la anterior, con Locke Lamora y Jean Tannen recién huidos de Tal Verrar, con Locke mortalmente envenenado y sin posibilidad de encontrar un antídoto. Además sus enemigos, los bondsmagi de Karthain, que continúan tras ellos, pueden ser su única opción. Y así empieza su nuevo golpe, por contrato, y enfrentándose nada más y nada menos que a la mítica Sabetha, la única Lady Bastard del grupo y el gran amor de Locke.

Me moría de ganas de conocer a Sabetha, de la que en los dos libros anteriores no había sino meras menciones de lo mucho que sufría Locke por su culpa, y de lo astuta que era ella, la única capaz de igualar a Locke en sus complicados planes. Y por fin la conocemos, no solo en el presente sino en el pasado. Porque la narración se divide en dos líneas temporales, una en el presente  con su reencuentro y la otra contando su pasado común.

En muchas historias, cuando la narración se divide así, una de las dos líneas temporales es mucho más interesante que la otra, y las interrupciones dedicadas a la parte más aburrida son un latazo que hay que leer rápido para poder seguir con lo bueno. Este no es el caso. La narración principal con el reencuentro de Locke y Sabetha me tuvo pendiente de cada palabra, pero la vuelta al pasado, contando cómo Cadenas envió a todos sus Caballeros Bastardos a trabajar para una compañía de teatro arruinada, con el encargo de ayudarlos a salir del bache, es delirantemente divertida.

Y ahora lo malo, y esto es un auténtico spoiler. Detesto a Sabetha. Me parece una estúpida redomada, envidiosa de las habilidades de Locke y del afecto y admiración que los demás Caballeros Bastardos sienten por él. Y lo de que está al mismo nivel de astucia que Locke, pues sí, pero solo porque él se convierte en un atontado balbuceante cada vez que la tiene delante. Lo trata fatal porque sabe que puede hacerlo, y se aprovecha de que él confía ciegamente en ella para hacerle unas perrerías atroces. Espero que algún día Locke se harte y se enfade como ella se merece.

Con esto no quiero decir que no haya disfrutado leyendo sobre Sabetha, he disfrutado cada línea, aunque quisiera darle un par de tortas. De hecho, espero que vuelva en próximas entregas, para que Locke por fin se de cuenta de que no merece la pena, por muy pelirroja que sea.

Según Goodreads, el próximo libro, The Thorn of Emberlain, saldrá en 2015. Espero que Scott Lynch sea un tipo formal y respete la fecha, no como hace George R. R. Martin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s