“The Lies of Locke Lamora”, de Scott Lynch


coverHe vuelto a leer el primer libro de la serie de los Caballeros Bastardos porque quiero leer el segundo y no me acordaba de muchos detalles. Y ha merecido la pena, porque me ha gustado aún más que la primera vez que lo leí.

Scott Lynch ha creado un mundo grande y complejo construida sobre las ruinas de una civilización alienígena, de la que no queda nada más que su extraordinaria arquitectura. Allí, en la ciudad de Camorr, una especie de Venecia Renacentista despiadada, el pequeño Locke Lamora es vendido al Hacedor de Ladrones cuando solo tiene 5 años. Y apenas dos años es vendido de nuevo por… digamos… exceso de iniciativa. Locke pasa a manos de un nuevo amo, uno que será capaz de desarrollar a fondo todos sus talentos: para el robo, el engaño y la estafa. Es como un cruce entre El Padrino y Ocean’s Eleven, pero con góndolas y tiburones.

Locke se convierte en el cabecilla de los Caballeros Bastardos, una banda de simples ladronzuelos a ojos del resto de los bajos fondos de la ciudad, pero el auténtico azote de la nobleza de Comarr cuando despliegan una de sus elaboradas estafas.

La novela salta adelante y atrás en dos líneas temporales: en el presente los Caballeros Bastardos están en medio de un golpe cuando aparece una siniestra figura en Comarr que parece estar eliminando a los líderes de las principales bandas; en el pasado vamos conociendo la infancia de Locke, su educación y su relación con los que serán para siempre sus compañeros y amigos.

Es una novela ágil y llena de intriga, con un ritmo arrollador que hace que se haga corta, a pesar de sus  más de 500 páginas. Es entretenida, rápida y sobre todo, muy divertida. Porque Locke es un caradura de primera que se cree —se sabe— más listo que los demás. Me recuerda mucho a otro de mis personajes favoritos, Miles Vorkosigan. Los planes de Locke son igual de grandiosos y complicados que los de Miles, y cuando fallan —y si lo hacen es espectacularmente— siempre tiene a mano un plan B, o C, o Z. En mi reseña anterior, cuando lo leí por primera vez, escribí que Locke sería capaz de venderle una nevera a un esquimal, para después robársela y vendérsela por piezas, y sigo creyendo que es la mejor descripción del personaje.

Estoy deseando leer el segundo libro de la serie, estoy segura de que no me decepcionará.

Anuncios

Un pensamiento en ““The Lies of Locke Lamora”, de Scott Lynch

  1. Pingback: “Red Seas Under Red Skies”, de Scott Lynch | Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s