“The Weed That Strings The Hangman’s Bag”, de Alan Bradley


coverEl segundo libro de la serie de Flavia de Luce, mi envenenadora favorita, me ha hecho disfrutar tanto como el primero.

Solo ha pasado un mes desde los acontecimientos de la novela anterior y ya tenemos otro crimen en Bishop’s Lacey, el pueblo en el que está la mansión de los De Luce, Buckshaw. Debe de ser el mismo pueblo en el que vive Miss Marple, porque parece poco probable que haya dos localidades en la campiña inglesa de la postguerra en las que los crímenes se sucedan con tanta frecuencia.

Me encanta la ambientación de esta serie. Me gusta el pueblo, con sus habitantes que conocen las peculiaridades de Flavia y no le dan mayor importancia, y me gusta la familia De Luce al completo. La manía del padre, filatelista acérrimo, hacia el teléfono por considerarlo una traición al Real Servicio de Correos es de lo más británica. La relación de Flavia con sus hermanas sigue siento terrible: ellas la torturan diciéndole que es adoptada y ella se venga intentando envenenarlas.

En esta ocasión hay una nueva incorporación al pueblo: un titiritero famoso por sus apariciones en la BBC y su joven ayudante se ven obligados a permanecer unos días en Bishop’s Lacey debido a una avería en su furgoneta, y Flavia se lanza con entusiasmo a ayudarlos a montar un espectáculo de marionetas. Todo se tuerce con un asesinato, por supuesto, y Flavia dedica el mismo entusiasmo a resolver el crimen, para desesperación del Inspector Hewitt. Un cultivador de marihuana, un prisionero de guerra alemán y la Loca Meg solo añaden confusión al asunto, pero Flavia no se deja intimidar y continua colándose donde no debe y dando las excusas más increíbles cuando la pillan. Mi favorita es cuando la descubren en la funeraria, examinando el cadáver de la víctima, y tan tranquila dice que estaba rezando.

Cuanto me alegro de haber descubierto esta serie, es lo más divertido y original que he encontrado desde Miles Vorkosigan. La historia que cuenta el piloto alemán sobre cómo fue capturado por culpa de las hermanas Brönte es tan buena que da igual que sea increíble.

Estoy deseando leer el tercer, va directo a mi lista de lecturas para las vacaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s