“Major Pettigrew’s Last Stand”, de Helen Simonson


coverHe tenido que tomarme un descanso de la última novela de Amy Tan, El valle del asombro, porque la continua acumulación de desdichas me estaba deprimiendo. Así que me he decidido por esta novela, que al parecer está arrasando en clubes de lectura variados.

El Mayor Pettigrew tiene 68 años, está retirado y es viudo desde hace ya algún tiempo. Vive en la antigua casa familiar, acude regularmente a su club de golf y recibe de vez en cuando la visita de su hijo. Pero su rutina se ve alterada la mañana en que recibe la noticia del fallecimiento de su hermano, y por casualidad es la señora Ali, la mujer paquistaní propietaria de la tienda de comestibles del pueblo, la que está más cerca en ese momento tan difícil.

A partir de ahí el Mayor comienza una amistad con la señora Ali, también viuda, que no es vista con buenos ojos por el resto del pueblo, básicamente porque la buena señora es oscurita.

La autora escribe bien y en ocasiones hace un uso de la ironía muy divertido, pero la verdad es que toda la novela es un estereotipo de principio a fin. El Mayor es el caballero británico por excelencia, conservador, educado y ligeramente servil con la nobleza local. Su hijo es un chico moderno, un materialista al que sólo le importan las apariencias y el dinero y que trabaja —qué sorpresa— en finanzas. La señora Ali parece interesante, pero casi no nos permiten conocer nada sobre ella aparte de que le gusta Kipling. A mí también me encanta, pero ella debe de ser la única de todo el Indostán a la que no le hierve la sangre al leerlo. Lo cual ya es un dato interesante, pero no habría estado mal tener algún detalle más.

Mi sensación es que la autora no ha sabido dar el punto de vista masculino. Su protagonista parece ser lo que una mujer querría que fuera un hombre, en realidad lo que una ancianita recordaría de los hombres de antes, habiendo olvidado todo lo malo. Da la sensación de estar ambientada hace 30 años en lugar de en la actualidad.

En su perfil de Goodreads la autora dice que entre sus influencias literarias está Edith Wharton. Va a ser que no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s