“The Children’s Book”, de A. S. Byatt


coverPor fin, por fin, por fin he terminado este libro. Hacía siglos que no escribía ningún post, pero es que me ha llevado una eternidad acabarlo. No es que sea malo, ni muchísimo menos, ni que no me haya gustado. Es que es tan largo que creí que no se acababa nunca.

La descripción de la Inglaterra de los últimos años de la época Victoriana que hace la autora es tan minuciosa que por momentos creí que iba a aplastarme con tanta información. La ropa, los medios de transporte, la política, hasta los malditos jarrones. Todo está descrito hasta el último detalle. lo que a ratos hace que la lectura se haga un poco lenta.

Cuando empecé el libro no tenía ni idea de lo que trataba, y tardé bastante en meterme en la historia. Todo empieza con la visita de Olive Wellwood, escritora de cuentos para niños, al director de un museo en busca de información para sus novelas. Mientras los adultos hablan Julian, el hijo del director, lleva a Tom, el hijo de Olive, a explorar el museo. Juntos descubren a un muchacho que lleva días allí escondido, dibujando las cosas que le gustan del museo, sobre todo si están relacionadas con la alfarería. Los adultos se hacen cargo de la situación y Olive se lleva al muchacho a su casa. El joven alfarero acaba como aprendiz de un artista local y a partir de ahí vamos siguiendo las vidas de estas familias.

Los Wellwook tienen siete hijos y dos sobrinos, el director del museo tiene otros dos, el alfarero también tiene dos hijas, su aprendiz tiene una hermana, y ellos dos son el contrapunto de clase baja frente al resto. Durante los siguientes 25 años seguimos las vidas de todos estos niños, todos ellos buenos chicos, a diferencia de algunos de los padres. Porque en el grupo de adultos hay algunos degenerados de primera categoría.

Se trata de un grupo muy peculiar, lleno de artistas e intelectuales bien relacionados. Los principios del socialismo, el anarquismo, el movimiento sufragista, el psicoanálisis… todos esos temas influyen en la educación de los niños. Los chicos van a la Universidad y sus hermanas, educadas en ese ambiente intelectual, también. Supongo que es difícil dedicarse a buscar marido cuando se les ha dicho que tienen cerebro y que pueden utilizarlo. Poco a poco el siglo XIX va quedando atrás y empieza el siglo XX, el de los movimientos sociales y la tecnología.

Y como está tan bien escrito uno acaba conociendo realmente a esos chicos y preocupándose por ellos. Y entonces, zas, llega la Primera Guerra Mundial y sus masacres, también descritas de la forma más minuciosa. Voy a necesitar una temporadita de lecturas ligeras para recuperarme del disgusto, pero en cuanto me vea con fuerzas voy a atacar Posesión, que es la novela con la que esta escritora ganó el premio Booker. Si es mejor que ésta, tiene que ser extraordinaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s