The Mill


the millEstos días he estado viendo una mini-serie británica titulada The Mill. Está ambientada en un telar del norte de Inglaterra durante la revolución industrial, y me ha puesto de muy mal humor, del nivel de “voy a salir a afiliarme a la CNT y a prenderle fuego a una fábrica”.

En el telar emplean huérfanos como aprendices, es decir, los compran a un orfanato por un módico precio y se compromenten a darles educación y a enseñarles un oficio. Esto significa que los hacen trabajar 12 horas al día para luego una noche a la semana, después del trabajo y con los niños cayéndose de agotamiento, enseñarles a leer y a escribir. Sin sueldo, claro, solo a cambio de alojamiento y comida, y hasta cumplir los 18 años. Pero como cuando les hacen firmar el contrato todavía son analfabetos, el dueño de la fábrica les quita un par de años y así puede conservar a sus pequeños esclavos hasta los 20 ó 21 años.

Por supuesto, en la fábrica sufren todo tipo de abusos, los accidentes están a la orden del día y si un niño resulta herido se deshacen de él, puesto que ya no es productivo. La familia propietaria muestra un cinismo y una hipocresía que ponen los pelos de punta. Todo el tiempo alardean de que ellos, a diferencia de otras fábricas, tratan bien a sus empleados. Esto significa que si pueden mejorar sus vidas de alguna forma y es GRATIS, lo hacen.

En uno de los episodios el dueño de la fábrica va a hablar con una comisión de investigación del Gobierto, que se está planteando una ley que prohíba a los niños trabajar más de 8 horas al día. Él está en contra, por supuesto, y su argumento es que entonces algunos propietarios sin escrúpulos harían trabajar a los niños dos turnos seguidos. Esto me recuerda a esas ocasiones en que miembros de la patronal o de este gobierno (parece que son lo mismos) nos explican que tenemos que aceptar que permitan contratos precarios, con condiciones abusivas y sueldos insultantes, porque es mejor un trabajo de porquería que estar en el paro. Pues no se trata de que sea mejor, se trata de que no debería siquiera ser una opción. El que se va a embolsar el dinero que no le paga a sus empleados no es la opinión objetiva y clarificadora que se cree que es.

Me da mucha rabia ver cómo estamos perdiendo los derechos que a los que vinieron antes que nosotros les costó tanto conseguir, cuando ir a una huelga significaba no sólo que podías perder tu trabajo, sino que seguramente te iban a moler a palos. Cuando ir a un mitin sindical, incluso en tu día libre, era causa de despido. Ellos sabían que no, que tener un trabajo no es un privilegio a cambio del cual hay que aceptar cualquier tipo de humillación.

Anuncios

3 pensamientos en “The Mill

  1. ayyyy pero ¿irá a haber algún día un patrón que deje de pensar en sólo engrosar su cuenta bancaria y piense en el beneficio de aquel que trabaja para él? espero que si…pero en estos tiempos es muy difícil. Todos los políticos que no defienden al pueblo deberían acabar en la cárcel. Igual y defenderían mejor si en vez de sus sueldazos recibieran las mismas prestaciones que los más desfavorecidos. Ahí si que les interesaría defenderlos. Ayyy…

    • No sé si puede haber un patrón que ponga por delante el interés de sus empleados que el suyo. Lo que está claro es que son parte interesada, pero ellos se comportan como si fueran la brújula moral de la economía, y por ahí no paso.

  2. Pues claro que son los mismos. Peor aún, son sus siervos y a ellos sí que hay que pagarles sobresueldos para que legislen a su favor. Que los vuelvan a votar.
    Lo malo es que yo, que nos los voté, los tengo que aguantar y ver el retroceso de unos 20 años que sufre el país de cada vez que salen estos, es lamentable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s