“Lexicon”, de Max Barry


coverTodos sabemos que hay personas que son más persuasivas que otras, y que es posible influir hasta cierto punto en la voluntad de los demás mediante imágenes o palabras, es en eso en lo que se basa la publicidad. Esta novela lleva esa idea un paso más allá.

Will Parke es secuestrado en una terminal de aeropuerto por un par de tipos que, con unas cuantas palabras extrañas consiguen que la gente les obedezca como marionetas. Todos salvo el propio Wil, aunque una escopeta también puede resultar muy convincente.

Por otro lado, Emily, que con solo 16 años vive en la calle y se gana la vida como trilera es seleccionada por un extraño grupo que la envía a un exclusivo colegio donde los estudios abarcan temas como la neurolingüística, y donde aprenden palabras que pueden robarle la voluntad a la gente. Allí aprende también que no debe dejar que nadie la conozca de verdad, puesto que cuanto más sepan los demás de ti más sencillo es “caracterizarte”, es decir, descubrir a cual de los doscientos y pico tipos de personalidad existentes perteneces. Y una vez hecho eso, podrán controlarte por completo.

Estas dos líneas argumentales discurren en líneas temporales distintas y a distinto ritmo. La parte de Will tiene lugar en unas pocas horas, mientras que la de Emily se desarrolla a lo largo de muchos meses. Esto hace que que al principio la novela sea muy confusa y enrevesada, en realidad la cosa no empieza a aclararse un poco hasta haber pasado más de la mitad, pero eso no hace que sea menos fascinante.

Lo más escalofriante de esta novela es la idea que lo fácil que es obtener información de una persona cualquiera, y utilizarla contra ella. En estos días en los que hasta el Candy Crush tiene acceso a todos tus datos uno se pregunta qué demonios están haciendo con toda esa información, y la primera respuesta que me viene a la cabeza es que nada bueno.

En cualquier caso esta novela presenta una idea original, lo cual ya es una rareza, contada de forma trepidante y llena de tensión e intriga. Lo único que puedo decir en contra es que no conseguí enterarme de cual era el objetivo de la sociedad secreta. ¿Dominar el mundo? ¿Ganar dinero a espuertas? ¿Un poco de todo?

De todas formas es una lectura más que recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s