“Prep”, de Curtis Sittenfeld


coverSiempre me han fascinado los internados ingleses, desde que era pequeña y leí los libros de Enid Blyton o los de las aventuras de Guillermo. Recuerdo que Stalky & Co. me dejó horrorizada por la crueldad que describían con tanta naturalidad, y al mismo tiempo me encantaba ver lo que aquellos niños eran capaces de hacer, lejos de sus familias y sin más apoyo que el que se daban entre ellos. Me gustaba toda aquella terminología tan extraña, con sus fags y sus líneas de castigo y sus medias coronas. Estoy segura de que gran parte del éxito de la serie de Harry Potter se debe a que no soy la única que siente esta fascinación.

Los estadounidenses tienen su propia versión de estos internados en las escuelas preparatorias de la costa este. Si en los internados ingleses el dinero ni se menciona más que para hacer ver que todos los niños están en las mismas condiciones de escasez en lo que a dinero personal se refiere, en los americanos parece ser lo único que importa: los únicos que no lo tienen son los alumnos becados. La protagonista de esta novela es una de esas alumnas.

La verdad es que he estado a punto de abandonar este libro antes de terminarlo, incluso cuando ya casi lo había acabado. Porque Lee es una petarda. Su actitud pasivo-agresiva y su complejo de inferioridad me sacan de quicio, como es pobre vive paralizada por el temor de cometer un error, una incorrección social que la delate como perteneciente a la clase media-baja. Es una resentida social de la peor especie.

Pero sus compañeros no la tratan mal, ni mucho menos. A pesar de su pasividad, e incluso a veces su hostilidad, consigue hacer amigos, pero siempre por iniciativa de los otros, nunca sale de ella, y aún así está resentida con todo el mundo por no ser la chica más popular del colegio. Pero cuando decide que va a ser el felpudo del chico que le gusta, y es ella misma quien dicta las humillantes condiciones de su relación, casi cerré el libro definitivamente.

La verdad es que no sé qué pretende contar este libro. No sé qué es lo que el autor pretende, ni qué se supone que ha sacado Lee de sus años de internado. Pero me temo que poco o nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s