“The Strange Affair of Spring Heeled Jack”, de Mark Hodder


coverEl famoso explorador Sir Richard Francis Burton, uno de los descubridores de las fuentes del Nilo (¡yo estuve allí!), se lleva un gran disgusto al enterarse de que su compañero de viaje, John Speke, se ha disparado en la cara en lo que tiene toda la pinta de ser un suicidio. No importa que Burton haya caído en desgracia por las insidias relatadas por Speke, sigue siendo un duro golpe para él, y es el que debería ser el punto de inflexión en su carrera, que lo llevaría a aceptar un consulado y a dejar definitivamente sus exploraciones.

Pero ahí es donde este relato diverge de la historia que conocemos de la Inglaterra Victoriana. Esa noche Burton es atacado por una extraña figura, un tipo larguirucho con un traje estrafalario y que da saltos en unos extraños zancos con resortes, como si fuera montado en un palo de pogo. Es el mítico Spring Heeled Jack, que 20 años antes había atacado a varias jovencitas, que amenaza a Burton y le exige que acepte el consulado que le van a ofrecer.

No es solo que Burton rechace el consulado para convertirse en una especie de Agente de Inteligencia, sino que empezamos a ver que las diferencias con cómo deberían ser las cosas vienen de mucho antes. La tecnología basada en las máquinas de vapor está muy avanzada:hay autómatas de latón, caballos de vapor y rotosillas, una especie de helicópteros montados sobre un sillón. Los estudios en genética también han dado resultados de lo más curiosos. Mis favoritos, los periquitos mensajeros, con una especie de síndrome de Tourette que los hace de lo más divertidos. Burton y su amigo y colaborador el poeta Algernon Swinburne intentan desvelar el misterio que se esconde tras los ataques de Spring Heeled Jack y su relación con los extraños hombres-lobo que están secuestrando niños en los barrios más pobres de Londres.

En esta novela Mark Haddon hace algo que nunca había visto en ninguna otra novela perteneciente al género steampunk: da una explicación de cómo ese universo alternativo, esa Inglaterra Victoriana tan diferente a la que conocemos y al mismo tiempo tan parecida, ha llegado a existir. No es nada fácil imaginar toda una tecnología estrafalaria basada en la máquina de vapor, pero mucho más difícil aún es darle una justificación medianamente plausible a su existencia.

Me ha encantado. La trama es compleja y de lo más entretenida, con las grandes figuras de la Inglaterra del siglo XIX entrando y saliendo de la historia a cada rato. La labor de investigación ha debido de ser un trabajo tremendo, y los hechos reales están tan bien entremezclados con los inventados que a veces hasta es difícil distinguirlos.

El final da lugar a una continuación, que ya está publicada, con un tercer libro a punto de salir. La única pega es que aún no se han publicado en España, pero espero que no tarden, sobre todo porque el autor vive en Valencia. Por cierto, me parece una novela muy difícil de traducir, empezando por el título.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s