“Wool”, de Hugh Howey


coverMe he leído de un tirón los cinco libros de esta serie. Al menos yo creía que eran cinco, luego he estado investigando y he visto que hay al menos siente, aunque tengo entendido que originalmente la cosa iba a quedar ahí, y que esta línea argumental se acaba para empezar con algo nuevo en los siguientes libros.

La acción tiene lugar en un silo subterráneo, 144 plantas en las que hay granjas, generadores, hospitales, escuelas… Todo controlado por una alcalde y un sheriff, aunque en realidad todo al servicio de IT, donde están los servidores que guardan toda la historia de la colonia. Eso sí, a nadie se le ha ocurrido poner un ascensor, ni siquiera una polea para subir y bajar materiales. Y es que la dificultad en los movimientos de los colonos es esencial para impedir cualquier rebelión, porque la colonia debe sobrevivir a cualquier precio hasta que la horrible contaminación que hay en el exterior disminuya lo suficiente como para poder volver a permitir la vida humana.

La historia empieza el día en que el sheriff Holson va a salir a limpiar. Es algo que se reserva a ciertos criminales pero que también puede hacerse voluntariamente: salir, limpiar las cámaras que permiten a los colonos ver el exterior y luego morir tras dar unos pocos pasos. Porque incluso hablar del exterior es un tabú, pero aún así los habitantes del silo siguen queriendo ver la desolación que hay fuera.

A partir de ahí, y a raíz de buscarle como sustituta a una Mecánica de los niveles inferiores, empieza a crecer la semilla de la rebelión en el silo, con el peligro que esto conlleva para toda la colonia. ¿Qué es mejor, la seguridad basada en la mentira o la verdad que puede llevar a la destrucción? Porque al ir desvelándose los secretos que ocultan en IT, la guerra parece ser irremediable, pero una vez descubierta la verdad la idea de volver a ocultarla resulta insoportable.

La verdad es que una vez que se coge carrerilla los libros se leen fácil, aunque se van volviendo cada vez más largos (el quinto es como cuatro veces el primero). Es una distopía bastante original, con un ambiente claustrofóbico al que contribuye tanto subir y bajar escaleras y repleta de acción.

Lo que me parece un poco traído por los pelos es el título, que hace referencia a los trapos de lana que los sentenciados a una limpieza usan en las cámaras exteriores. La lana es mil veces peor que el algodón para limpiar cualquier cosa, porque no absorbe la humedad tan bien, así que resbala y solo esparce la guarrería. Y aquí acaban mis consejos para la limpieza del hogar, esperemos que no se repita.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s