El lado bueno de las cosas


silver¿Pueden dos personas inestables equilibrarse la una a la otra? Esta película nos dice que sí, aunque yo lo dudo. Por supuesto es una ficción, y además una comedia romántica lo que hace que cualquier parecido con la realidad sea pura coincidencia.

Sin embargo la película parece retratar con bastante realismo lo que significa para una familia lidiar con un enfermo mental, y en este caso con dos, pues padre e hijo deberían ir juntos al psiquiatra.

Pat acaba de pasar varios meses en un hospital mental, tras darle una zurra al amante de su mujer. Tiene un trastorno bipolar, y está claramente en la etapa maníaca. Como se niega a tomar su medicación, los incidentes se suceden, para desesperación de sus padres.

Pat conoce a Tiffany, la cuñada de su mejor amigo, que ha enviudado hace poco y está en una fase autodestructiva. Tiffany parece decidir a los 30 segundos de conocer a Pat que podrán ayudarse el uno al otro, lo quiera él o no, y se pone manos a la obra. No hay más que ver su expresión cuando Pat intenta alejarla para darse cuenta de que el chaval no tiene ninguna oportunidad.

No me gustan las enfermedades mentales. Me ponen nerviosa, no me hacen gracia, ni soy capaz de verles ningún lado positivo ni acepto eso de que los locos siempre dicen la verdad, como si su enfermedad les infundiera algún tipo de sabiduría especial. Y desde luego, no puedo reírme ni de ellos ni con ellos, así que esta película, como comedia, conmigo no tiene nada que hacer.

Tampoco sé por qué se considera una comedia, como no sea para ponerle el apellido de romántica y poder darle un final feliz. Que dos personas perturbadas, él bipolar y ella en proceso de duelo, crean que pueden complementarse y ayudarse a encontrar la estabilidad me parece absurdo e imposible. No son dos negativos que se multiplican y se convierten en un positivo, estoy convencida de que la realidad es que se suman y dan un negativo aún mayor.

Sin embargo es una película que engancha, que me mantuvo interesada hasta el final. Los actores están estupendos del primero al último, sobre todo Robert De Niro, a quien hacía años que no veía tan bien. A ratos ofrece una visión muy cruda de lo que un trastorno mental le hace a una familia, pero el final, tan edulcorado y tan típico de Hollywood para mí la estropea.

5 pensamientos en “El lado bueno de las cosas

  1. Me recordó un poco a Benny & Joon, e inclusive a Forrest Gump, por lo mucho que corrían. Un poco predecible, pero las actuaciones estuvieron muy bien. Creo que ese fue el principal enganche.

    • A mí el que más me gustó fue De Niro, hacía tiempo que no lo veía tan bien. Y también la actriz que hace de madre, la pobre, rodeada de pirados todo el día.

  2. Uffff….yo si no hubiera sido por lo poquito de DeNiro no creo que hubiera aguantado. Es poco o nada creíble, no me hizo excesiva gracia, y sabes (que para mi es lo peor) cómo va a acabar desde el momento en que se conocen los personajes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s