“The Casual Vacancy”, de J. K. Rowling


Cuando J. K. Rowling dijo que su nueva novela no tenía nada que ver con la serie de Harry Potter iba totalmente en serio. Para los niños del pequeño pueblo de Pagford no hay ninguna magia que pueda salvarlos de sus padres, de los otros niños ni de sí mismos.

La novela empieza con una muerte, la de Barry Fairbrother (Rowling sigue teniendo maña para poner nombres), el único personaje de todo el pueblo por el que he sentido simpatía. Aunque quien sabe, de haber seguido vivo durante la novela tal vez habría demostrado ser tan desagradable como el resto. Curiosamente, uno de los personajes que más me ha desagradado es el de su viuda, que aunque apenas interviene siempre lo hace mostrando un egoísmo sin límites.

El fallecimiento de Barry deja una vacante en el Consejo Parroquial y por tanto desata una guerra entre las dos facciones principales que hay en el pueblo: la más tradicionalista, que quiere eliminar la clínica de desintoxicación del pueblo y reasignar el barrio más pobre y marginal al pueblo de al lado, y la que defendía Barry y que pretendía continuar haciendo labor social con los más desfavorecidos.

Las batallas que libran los adultos de Pagford no son nada comparadas con las de los adolescentes del pueblo con sus padres, entre ellos y consigo mismos. Padres indiferentes, irresponsables o directamente maltratadores, chicos maltratados y maltratadores, escenas de violencia, violaciones, abuso de drogas… No es solo que Pagford no sea en realidad el bucólico pueblecito que parece a simple vista, es que es peor que el maldito Bronx. No puedo creer que haya tal concentración de problemas graves en un sitio tan pequeño: una madre heroinómana, un padre maltratador, otro con problemas mentales, un chico que maltrata patológicamente a una compañera, la chica que se siente tan insignificante que llega a autolesionarse. Parece que no hay ni una relación de afecto en toda la novela, todos son estereotipos de gente disfuncional en distintos grados.

Si he seguido leyendo es porque esperaba que al final hubiera algún resquicio de esperanza, algún personaje que se redimiera o algún chico que consiguiera salir adelante a pesar de su entorno. Pero el final es tan violento y desesperanzador como todo el resto.

Prefiero a Harry Potter.

Anuncios

5 pensamientos en ““The Casual Vacancy”, de J. K. Rowling

  1. Qué analogía tan perfecta para la situación actual del país! Adultos abusadores del poder,alguno que incluso dice abiertamente que las mujeres existimos para ser violadas, retirada de las subvenciones en la salud y la enseñanza y como consecuencia niños que sólo hacen una comida al día, eliminación de puestos de trabajo, palizas a los que protestan…
    Como remate, medios de comunicación embrutecedores donde se muestra lo peor de cada individuo, humillaciones públicas, vituperio, etc.
    Casi que en vez de leerlo, voy a encender la tele un rato.

    • Yo no lo considero una analogía de la situación del país. Para empezar tienen lugar en Inglaterra, donde la situación económica es bastante diferente de la nuestra. Es más bien una descripción, sin analogías, de la sociedad occidental, pero no la actual sino desde hace ya bastantes años. De hecho, el consumo de heroína es muchísimo menos habitual hoy en día que hace 15 años.

  2. Pingback: “The Cuckoo’s Calling”, de Robert Galbraith | Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s