“El poder del perro”, de Don Winslow


Art Keller, estadounidense de madre mejicana, ex-agente de la CIA que participó en el Programa Fénix, es reclutado por la DEA cuando se creó, en los años 70, y enviado a México para colaborar con las autoridades locales en la lucha contra el tráfico de heroína y marihuana.

Art consigue destruir las plantaciones de amapolas y matar al jefe de los narcos gracias a la ayuda del influyente Tío Barrera, pero es solo una victoria aparente. Tío se convierte en el nuevo patrón del narcotráfico, ya no con heroína y marihuana, sino con cocaína proveniente de Colombia. México ya no vende su droga, sino su frontera con los EEUU.

Art continúa con su lucha contra las drogas, para consternación de sus superiores. El gobierno de Ronald Reagan y después el de George Bush consintieron e incluso respaldaron el narcotráfico para financiar el envío de armas a la Contra nicaraguense y a cualquier otro gobierno de Centroamérica o Sudamérica que se tuviera que enfrentar a movimientos indigenistas o campesinos. La droga iba de sur a norte, y las armas, en los mismos transportes, de norte a sur, a Nicaragua, Colombia, El Salvador, Honduras… La paranoia anti-marxista de aquella época no se detenía ante nada.

Otro de los personajes clave de la novela es el Padre Parada, basado en dos personajes reales: el Cardenal Posadas, que fue asesinado en lo que siempre se sospechó que fue un crimen ordenado por el gobierno mejicano, y el Obispo Samuel Ruiz, próximo a la Teología de la Liberación, que ya le supuso la muerte en su día al Cardenal Romero. Pero la novela va aún más lejos, implicando en el asesinato al Vaticano y sobre todo a la influencia del Opus Dei. Una Guerra Santa contra el marxismo cuyas principales víctimas eran los campesinos e indígenas sudamericanos.

Los gobiernos, la policía, la mafia de Nueva York, los cárteles rivales… Las alianzas se forman y se rompen, todos cambian de bando mil veces, y aunque algunos de los personajes —pocos— intentan hacer lo correcto, las circunstancias los abruman, y sus pequeñas victorias son inútiles.

Lo peor de esta novela es que narra unas cosas tan atroces que sólo pueden ser verdad.

Anuncios

3 pensamientos en ““El poder del perro”, de Don Winslow

  1. Pingback: “Muerte y vida de Bobby Z”, de Don Winslow | Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s