“La invención de Hugo Cabret”, de Brian Selznick


Siempre que puedo prefiero leer el libro antes de ver la película, simplemente porque, aunque detesto que me cuenten una peli, aún odio más que me cuenten un libro. Me refiero, claro, al caso en que la película se basa en el libro, no al contrario. Esos libros que sacan a veces basados en una peli de éxito suelen ser atroces y no merecen el esfuerzo.

En este caso, empecé el libro el viernes, justo antes de ver la película, y no me quedó más remedio que leerlo en papel. Me ha sido imposible encontrar una versión digital, y al final una amiga bibliotecaria me lo sacó de su biblioteca para que pudiera leerlo (gracias Carmen!).

En primer lugar me sorprendió lo gordísimo que es, unas 500 páginas, aunque en realidad aproximadamente la mitad son ilustraciones y en las páginas en las que hay texto muchas veces son sólo unas líneas. Porque las ilustraciones no acompañan al texto, sino que muchas veces lo sustituyen por completo. Es casi como ver una película con una voz en off explicando algunas cosas.

La trama es la que ha seguido fielmente la película: Hugo Cabret se queda huérfano y se va a vivir con su tío a una estación de tren, donde éste es el relojero. Pero su tío es un borracho que desaparece por largas temporadas, así que es Hugo quien hace todo el trabajo. Además quiere terminar a toda costa el último proyecto de su padre, la reparación de un autómata que encontró en el desván de un museo, con la esperanza de que alivie su soledad.

En la estación Hugo conoce a un juguetero y a su ahijada, que están misteriosamente relacionados con su autómata, y es a partir de ahí que se desarrolla toda la aventura.

Es una historia bonita, un poco triste y oscura, como deben ser todos los buenos cuentos para niños. Las ilustraciones son muy expresivas, aunque para mi gusto demasiado oscuras y de trazo muy grueso. Cuando se trata de ilustraciones a lápiz, me quedo con el estilo de Alan Lee o del ilustrador de El último dragón, que son una auténtica preciosidad. Las de este libro, que creo que son del propio autor, cumplen su función, puesto que cuentan la historia, pero no son el tipo de ilustraciones con las que una se queda embobada intentando absorber todos los detalles.

Creo que es un libro recomendable para niños, aunque se asusten al ver el volumen es de lo más satisfactorio ver lo rápido que se avanza en la lectura, y la verdad es que es un cuento muy bonito.

Anuncios

Un pensamiento en ““La invención de Hugo Cabret”, de Brian Selznick

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s