“Lowboy”, de John Wray


Las enfermedades mentales me ponen muy nerviosas. No puedo ni imaginarme lo que debe ser el no poder fiarte de tu percepción de la realidad, no saber distinguir lo que es cierto de lo que no. Nunca he tenido una alucinación, ni quiero tenerla, pero estoy segura de que tiene que ser una experiencia pavorosa.

La historia está narrada desde dos puntos de vista. Por un lado el de Will, un chico de 16 años, esquizofrénico, que se acaba de escapar de la clínica en la que estaba ingresado. Está convencido de que el mundo está llegando a su fin a causa del calentamiento global, y de que conseguirá evitarlo si se libera de su propio calor, efecto secundario de los antipsicóticos que toma. El otro punto de vista es el del policía que intenta localizarlo, acompañado de su madre.

Los desvaríos de Will mientras recorre el metro de Nueva York, donde por otra parte está en su salsa puesto que está repleto de chiflados, van aumentando al tiempo que la angustia de su madre. Poco a poco la madre le va contando al policía cómo fueron sus primeras crisis y cómo acabó ingresado, tras empujar a su novia a las vías del metro. Y aunque a la chica no le pasó nada e incluso se negó a declarar contra él, era el manicomio o la cárcel.

El relato de Will de cómo era la clínica, aunque lleno de incoherencias, es espantoso. Pensar que que se puede tener a un niño atado a una cama, totalmente drogado y sin saber qué le está pasando, rodeado de locos que gritan y se orinan encima. Pero supongo que no hay alternativa, cuando se trata de alguien que ya ha demostrado que puede ser violento.

Al final de la historia hay una pequeña sorpresa en el argumento, que yo desde luego no vi venir, pero eso no es lo importante. Lo que de verdad interesa es poder entender, al menos un poco, cómo es la vida de un enfermo mental, y yo creo que lo consigue.

Anuncios

2 pensamientos en ““Lowboy”, de John Wray

  1. Pero… ¿Es entretenida o sólo instructiva? Es que a mí también me pone un poco nerviosa ponerme en la piel de un enfermo mental, aunque sea a través de un libro.

    • Sí que es entretenida, aunque un poco agobiante. Sobre todo es muy interesante el punto de vista de la madre. Pero vamos, tampoco es que me haya encantado y vaya a volver a leerlo ni nada por el estilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s