“Cánticos de la lejana Tierra”, de Arthur C. Clarke


Es curioso, pero no había leído antes este clásico de la ciencia-ficción. Pasé mi etapa más hard-core de la c-f entre los 10 y los 12 años, que fue cuando leí a Bradbury, Asimov y Niven, y cuando empecé a detestar cordialmente a Heinlein, pero nunca leí nada de Clarke hasta que me decidí por Las arenas de Marte, el año pasado. Mi afición por el género aún dura, aunque a un ritmo más lento. Y sigo detestando a Heinlein.

Los habitantes de Thalassa son producto de una sembradora terrestre. Cuando en la Tierra se descubrió que la vida del Sol llegaba a su fin, se enviaron a los planetas habitables cercanos naves cargadas con material genético humano, así como los robots necesarios para criar a esa primera generación, y asegurar su continuidad. Muchos siglos después, reciben con estupor la última nave procedente de la Tierra, ya destruida, con la última generación de terrícolas a bordo, que hacen una escala en Thalassa de camino al mundo que van a ocupar. Los terrícolas eligen el planeta por ser básicamente acuático, ya que necesitan agua para reparar su nave, y por creer que la siembra había fracasado. Pretenden quedarse un año, y a cambio dejarán a los thalassos las últimas tecnologías de la Tierra.

Las relaciones entre los thalassos y los terrícolas son amistosas y fluidas, aunque en muy poco tiempo empieza a haber pequeños roces. Los romances no tardan en surgir, y pronto algunos terrícolas pretenden quedarse, o incluso que la misión finalice allí mismo, saboteándola si fuera necesario. Al mismo tiempo, se descubren unas criaturas marinas, parecidas a langostas gigantes, que parecen tener una organización similar a la de las hormigas, e incluso podrían tener inteligencia. Esta faceta tan interesante de la historia no se desarrolla hasta el final y queda pendiente para otra novela.

Me ha gustado mucho, sobre todo ver cómo una sociedad puede ser tan distinta a las que conocemos simplemente eliminando de raíz conceptos como la religión, las diferencias raciales o la lucha de clases. Aunque no termina de gustarme la estricta censura necesaria para ello, que se lleva por delante prácticamente toda la historia del arte humano, con la excepción de la música, que se libra de la quema salvo por la ópera. En mi opinión la ignorancia siempre es más peligrosa que el conocimiento.

También tengo que decir que me ha costado terminarlo, por la atroz cantidad de leísmos que hay en esta traducción. Me ponen mala, ni que fuera tan difícil hacerlo bien. Si no fuera porque es una novela corta, y porque anoche necesitaba evadirme después del agobio de ver La piel que habito, no sé si la habría acabado.

Anuncios

5 pensamientos en ““Cánticos de la lejana Tierra”, de Arthur C. Clarke

  1. Pues sí que es raro que no leyeses nada de él antes, ya que con Asimov y Heinlein se consideraba uno de los tres grandes de la ciencia ficción. Al menos de la space opera. A mi me sonaba porque siempre se le mencionaba al hablar de 2001 odisea espacial, de Kubrick, y lo primero que leí de él fue un libro de relatos en el que estaba El centinela, que fue el origen de la película y de la novela.

    Conocí la novela que comentas cuando Mike Oldfield sacó un disco inspirado en ella. Uno de los últimos que valen la pena. La busqué por todas partes pero solo la encontré de casualidad en una feria de libros usados, años después. A mi también me gustó, pero de todo lo que he leído de Clarke lo que más me ha gustado con diferencia es Cita con Rama.

    Por cierto, ¿qué es eso de detestar cordialmente a Heinlein? ¿acaso te estás ablandando?

    Y, no quiero ser malo, pero ¿”rozes”? 😛

  2. yo leí las arenas de marte de pequeño, somos tres hermanos y no había mucho sitio y durante mucho tiempo mi dormitorio era la biblioteca de casa 😀 y ahi estaba, junto kazan, el descenso de xanadu, el kamasutra, varios de tarzan, sandokan, y autores como H.G.wells y agatha Chistie, y Cela y muchos otros

  3. Pingback: Cánticos de la lejana Tierra | Rescepto indablog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s