Super 8


Anoche fui a ver Super 8, la nueva película de la factoría Spielberg, de la que había leído que era como Los Goonies del siglo XXI, aunque está ambientada en los años 70. Y resulta que es verdad, una peli de aventuras en estado puro en la que un grupo de niños se enfrenta a un extraterrestre pero de los chungos, un bicho que parece sacado de una pesadilla.

Los niños están filmando una película de zombies, sin que lo sepan sus padres, claro, aunque no está claro si eso es porque se lo iban a prohibir o porque así es mucho más divertido. Por eso salen una noche para filmar una escena en la estación de tren, y mientras están rodando, pasa un mercancías de la Fuerza Aérea, procedente de Roswell, que tiene un accidente y descarrila de forma espectacular. La cámara sigue rodando y capta algo increíble, pero es una cámara de súper 8, así que pasan varios días hasta que pueden ver su contenido. Mientras tanto, es el momento de salir pitando, porque los militares llegan al lugar del accidente.

El padre de nuestro protagonista es policía, y no le gusta nada que los militares hayan tomado el pueblo y se nieguen a dar ninguna información, sobre todo cuando empiezan a pasar cosas raras, como la desaparición de todos los perros del pueblo. Pero como suele ocurrir en estas historias, los adultos tardan un siglo en enterarse de lo que está pasando, y son los niños los que toman cartas en el asunto, y con sus mochilas y sus bicicletas descubren todos los misterios y salvan el día.

Me ha gustado mucho el grupo de niños, esos pirados por el cine en los que se reconocerá más de un director, empezando por el propio Spielberg. El protagonista es el experto en maquetas y maquillaje, capaz de convertir a sus amigos en zombies con un par de pinceladas. Luego está el director, todo el rato reescribiendo sus escenas, y que parece que ve el mundo a través de una cámara. Pero mi favorito es Cary, uno de esos niños que siempre lleva encima un petardo y unas cerillas, del que todos los padres creen que va a acabar mal.

Para el estreno de esta película, algunos cines han organizado un combo: primero proyectan E.T., y después Super 8, y fue en uno de estos cines donde la vi yo. Fue muy divertido y muy bonito, pero de cara al éxito de esta película me parece un error. Creo que luciría mucho mejor por sí sola, porque E.T. es insuperable, y las comparaciones son odiosas.

Anuncios

5 pensamientos en “Super 8

  1. Pingback: E.T. El Extraterrestre « Diario de Lectura

  2. A mi super8 me parece un quiero y no puedo. Un intento de aproximarse al espíritu de películas ochenteras del estilo ET o los Goonies, pero se queda en eso, en un intento.
    La historia está manida hasta más no poder y los personajes de los niños son arquetípicos hasta la nausea: el gordo listillo, el pequeñajo cabroncete, el prota que acaba de sufrir una desgracia y la chica guapa.
    Entretenida es, pero desde luego, cualquier comparación con las ya mencionadas ET, los Goonies o Cuenta Conmigo, por ejemplo, es un auténtico insulto.

    • En aquellas películas también había montones de estereotipos: el padre ausente, el pequeñajo lleno de trucos, la vecinita tan guapa que parece inalcanzable… En mi opinión, en esos estereotipos, en esa familiaridad inmediata con los personajes, está una gran parte de su encanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s