Por favor, embarque por la puerta… esto…


El Aeropuerto Internacional de Kigali no es muy grande. Fue desde ese aeropuerto del que despegó su presidente para inmediatamente ser derribado, en 1994, provocando el genocidio. De aquellos días todavía quedan algunas señales de explosiones de granadas en el asfalto del aparcamiento.

Solo tiene una pista, suficiente para la cantidad de tráfico que soporta, aunque hay planes de construir uno nuevo y mayor. En la terminal hay tres puertas de embarque, a las que se accede desde una única sala grande con un montón de asientos para los pasajeros. Hay dos pantallas, con la siguiente información:

KIGALI INTERNATIONAL AIRPORT

GATE 1

En la otra pone GATE 3, pero eso es todo, ni rastro de la puerta 2, ni falta que hace porque tampoco hay información sobre qué puerta le corresponde a cada vuelo. Lo normal hasta hace poco es que hubiera solo un vuelo a la vez, así que la cosa no era tan complicada. Pero ahora, además de los vuelos cortos, de los que hay varios a lo largo del día, y del vuelo de Brussels Airlines a Bruselas, han abierto una ruta nueva para ir a Europa, vía Amsterdam, con KLM. Y el vuelo de Brussels y el de KLM aterrizan y despegan con 15 minutos de diferencia.

Anoche la cosa se complicó aún más con un vuelo a Kenia que llevaba retraso, así que allí estábamos todos mezclados, los pasajeros de tres vuelos distintos sin saber a quién le tocaba embarcar. A las 20.10, mi hora de embarque según mi tarjeta, me acerqué a la puerta para preguntarle a una de las azafatas cuál iría primero, si el de Brussels o el de KLM, y me respondió que no tenía ni idea.

Al poco rato dijeron por megafonía que no se sabía cuando despegaría el vuelo a Kenia, para 10 minutos más tarde llamar a los pasajeros para embarcar por la puerta uno. En cuanto todos se pusieron en marcha hacia esa puerta, anunciaron que el de KLM embarcaría por la puerta 2, así que ya teníamos otro enorme grupo de pasajeros intentando avanzar en dirección contraria. Por suerte yo estaba cerca de esa puerta, así que fui de las primeras en llegar.

En Kigali no hay fingers, uno sale por la puerta directamente a la zona de parking de los aviones, cada uno hacia el avión que le toca. Se limitan a poner un par de conos de los de tráfico, para indicar la zona demasiado próxima a los motores. Siempre pienso que tendría su gracia pasarse de una fila a la de otro avión, desde luego no habría nadie que lo impidiera.

Pero ayer la cosa se puso aún más interesante. Cuando ya estábamos en la pista, andando hacia el avión, vino corriendo uno de los controladores de pista, con gesto severo, a mandarnos de vuelta hacia atrás, porque acababa de aterrizar otro avión y se dirigía a la zona de parking. A mí me dieron ganas de decirle que no nos regañara a los pasajeros, sino el incompetente que nos había mandado salir, pero para qué discutir, cuando es sabido que la respuesta será un “Eeehh” y una risita.

El nuevo avión se paró al lado del nuestro, y ya nos dejaron pasar, dejando la separación con los motores que nos marcaba el cono. Pero nadie había puesto un cono para el otro avión, así que de ese pasamos a la distancia que nos dio la gana.

¡Y pretenden aumentar el tráfico! Pues sí que nos vamos a reír…

 

Corrección: el avión del presidente fue derribado cuando iba a aterrizar, no cuando acababa de despegar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s