“Choque de reyes”, de George R. R. Martin


Continúo con mi relectura de Canción de hielo y fuego, preparándome para la publicación del quinto libro el mes que viene (por fin!). Y la verdad es que este lo he devorado, creo que no he tardado ni una semana en leer sus más de 900 páginas (vale, en mi versión digital, aunque en papel no son muchas menos).

El segundo libro de la saga continúa donde terminó el primero, con todo el mundo yendo a la guerra. Los Stark contra los Lannister; los dos Baratheon, el uno contra el otro y ambos contra los Lannister, y si se tercia también contra los Stark, por qué no; Daenerys Targaryen preparándose para recuperar su trono, y lo que sea que se está preparando más allá del Muro parece cada vez más próximo.

Las intrigas y traiciones aumentan, no ya con Rey sino con cuatro, ¿o eran cinco? Se pierde la cuenta, porque los Siete Reinos se han fragmentado y cada uno se niega a jurar lealtad a los demás. O lo hace para diez minutos más tarde cambiar de bando. El protagonismo sigue recayendo sobre todo en los chicos Stark (¿no es Arya el personaje favorito de todo el mundo?), separados por la guerra e intentando sobrevivir como pueden, pero de vez en cuando la narración se traslada a Dany Targaryen, que sigue buscando su ejército para cruzar el mar y arrasar Westeros, o a Jon Nieve y la Guardia de la Noche. Quiero una camiseta con su juramento, como ésta. Vaya merchandising más guay que está sacando HBO, me pregunto si harán descuentos para getglue.

Me gusta que de vez en cuando se le de a la historia el punto de vista de “los malos”, si es que se los puede considerar así, porque casi todos tienen motivos que justifican, o al menos explican, sus actos. Salvo el niñato mimado de Jeoffrey Baratheon y esa rata traidora y quejica de Theon Greyjoy, a los demás se les acaba cogiendo aprecio a pesar de sus defectos, o quizás debido a ellos. Incluso Jaime Lannister, una mala bestia capaz de tirar a un niño por una ventana, tiene su corazoncito, y Tyrion, aunque lucha del bando equivocado, intenta hacerlo sin ser un monstruo despreciable.

Por fin la magia que hace que esta saga pertenezca al género fantástico y que brillaba por su ausencia hasta el final del primer libro, empieza a hacerse ver, aunque tímidamente. Y resulta de lo más siniestra y oscura, así que lo que está por venir será peor.

En esta nueva lectura se reafirma mi teoría sobre Jon Nieve. No sé si contarla aquí, porque aunque no es un spoiler, sino una conjetura mía, habrá gente a la que no se le ha ocurrido y que prefiera seguir así. Aunque tampoco hay tanta gente que vaya a leer esto, tendré que pensármelo…

También sigo viendo la serie de la HBO basada en Juego de Tronos. Por desgracia, ya solo me quedan tres episodios por ver, la espera hasta la siguiente temporada se va a hacer eterna. Menos mal que tendremos A Dance With Dragons para ayudarnos a pasar el tiempo. Por cierto, ayer leí una noticia sobre un tipo que tiró a su primo por una ventana durante una discusión sobre la serie. La gente está fatal.

Y aquí dejo un vídeo con el opening de la serie, que ya es genial como es, pero en versión heavy-metal. Creo que lo voy a poner de tono en el móvil 😀

 

Voy a empezar directamente con Tormenta de espadas, nada de lecturas intermedias, que me quedan como dos mil páginas y exactamente un mes para estar lista para el nuevo libro.

Anuncios

2 pensamientos en ““Choque de reyes”, de George R. R. Martin

  1. Pingback: “Tormenta de espadas”, de George R. R. Martin « Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s