“La estrella de los elfos”, de Margaret Weis y Tracy Hickman


Este es el segundo libro de El ciclo de la Puerta de la Muerte, que sigue a Ala de Dragón. Llevaba meses con el libro a medias por culpa de tanto viaje porque lo estaba leyendo en papel (préstamo de D.), y cuando viajo sólo me llevo el lector digital. Pero ahora que estoy de vuelta, y antes de volver a marcharme (que será pronto, me parece), decidí que tenía que acabarlo como fuera.

Haplo, el protagonista de la serie, continúa viajando por orden de su amo, visitando los mundos en los que los sartán, sus ancestrales enemigos, distribuyeron a elfos, enanos y hombres. En esta ocasión es un mundo lleno de luz, en el que nunca se hace de noche, lo que hace que la vegetación crezca hasta casi ahogarlo todo. Los sartán también han desaparecido de este mundo, dejando a sus tres razas protegidas desamparadas y a merced de los titanes, que se suponía que iban a ser sus niñeras pero se convierten en sus destructores.

Y el que viene a enredarlo todo aún más es Zifnab, que obviamente es el mismo Fizban de los libros de la Dragonlance, y que va a compañado por un dragón. Al igual que en la otra saga, se comporta como un chiflado, todo el rato haciendo referencia a cosas del mundo real que para el resto de los personajes son incomprensibles, o a situaciones y personajes de otras novelas, como Gandalf o Pern. La pena es que el traductor, Hernán Sabaté, no parece un gran lector de novela fantástica, o al menos no sabe que la frase de Gandalf “Run, you fools!” se tradujo en la edición española como “¡Huid, insensatos!”, y no, como hace él, como “¡Corred, estúpidos!”, con lo que se pierde la referencia. No será porque le dan pocas pistas, porque incluso el propio Zifnab compara su forma de soltar la frasecita con la de Gandalf.

Por lo demás, este libro parece un poco de transición. El planeta no es tan interesante como el anterior, con sus rocas flotantes, y los personajes secundarios tampoco son demasiado elaborados. La elfa hermosa y voluptuosa con su ropa ajustada parece más bien una concesión a los lectores adolescentes que otra cosa. Acabé un poco harta de las referencias a sus “redondos pechos”; nunca jamás en mi vida he visto pechos que no sean redondos. Caídos, puede. O fofos. Incluso arrugados. Pero nunca cuadrados ni triangulares, ni con forma de Halcón Milenario.

El tercer libro, al parecer, se desarrolla en un planeta sumido en la oscuridad. Creo que me va a gustar más que éste, pero se quedará para la vuelta del próximo viaje.

Anuncios

4 pensamientos en ““La estrella de los elfos”, de Margaret Weis y Tracy Hickman

  1. Pingback: “El mar de fuego”, de Margaret Weis y Tracy « Diario de Lectura

  2. Pingback: “El Mago de la Serpiente”, de Margaret Weis y Tracy Hickman « Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s