Coral


Hoy me salgo de los temas habituales de libros y películas, porque ayer vi un vídeo que me hizo recordar una de mis clases en el Conservatorio de Vigo, y no para bien.

Según el plan de estudios que yo seguí, el de 1966, era obligatorio cursar dos años de Conjunto Coral, al tiempo que se hacía 4º y 5º de Solfeo (no te podías matricular de 5º si no habías aprobado 1º de Coral). Y era un infierno.

Cualquiera pensaría que una clase que consistía en cantar, para gente que estudia música, sería divertida, pero no. Aquello eran dos horas de sufrimiento, aburrimiento y estrés sin pausa. Yo entiendo que nuestra profesora se sintiera frustrada, porque dar clases de canto a niños de 12 años, cuando todos los varones están cambiando la voz y de un día para otro no son capaces de dar una nota, no es una fiesta. Pero aquello era pasarse.

Para empezar, el libro de la asignatura era el de las Corales de Bach: música sacra en alemán. La alegría de la huerta. Una vez le sugerí que de vez en cuando podríamos cantar algo más divertido, y nos trajo un villancico en latín. Además, en la clase no teníamos mesas, sólo sillas, en las que había que sentarse justo en el borde y perfectamente derechos. Si no teníamos la postura correcta nos hacía dar la clase de pie. Si se te caía el diapasón al suelo (cosa nada difícil, puesto que en una mano tenías el libro y en la otra el diapasón, cada vez que había que pasar la página se te podía caer una de las dos cosas), nos hacía ponernos a todos de pie. Si alguien marcaba el compás con el pie, la profesora se acercaba, se lo pisaba, y nos hacía ponernos de pie. Creo que en esos dos años no di ni una clase sentada.

A todo esto había que añadir su mal humor, sus críticas implacables y sus arrebatos, como cuando tiraba todas sus monedas por el suelo porque no quería tener nada que ver con “el vil metal”.

La cuestión es que ayer estuve buscando una versión de “Whatever”, de Oasis, muy bonita, interpretada por un coro infantil, y como en internet una cosa lleva a otra, acabé viendo en youtube vídeos de coros de niños, la mayoría de los EEUU. Oasis, los Beatles, Beyoncé… ¡hasta Lady Gaga! Lo sabía. Sabía que una clase de coral podía ser divertida, y que me estaban estafando aquellas dos horas semanales con aquella especie de celadora de prisiones del bel canto.

Así que aquí os dejo con un vídeo del coro de la escuela pública 22 de Staten Island, NY, cantando Viva la Vida, y pasándoselo en grande al hacerlo.

 

Otro día contaré más cosas de los profesores del Conservatorio Superior de Música de Vigo, que hay tema para rato.

Anuncios

6 pensamientos en “Coral

  1. Tienen pinta de pasárselo bien. El problema es que en España acabarían cantando algo de Bisbal 🙂

    Me ha recordado una película que vi hace poco en la tele: El profesor Holland. Se trata de un músico que empieza a trabajar como profesor para pagar las facturas mientras compone. Al principio le hace la vida imposible a sus alumnos con clases infumables, pero, al contrario que la profesora que mencionas, éste se da cuenta de que eso no funciona y que no está haciendo bien su trabajo, así que recurre a otros métodos como el rock and roll, aunque esté mal visto por el resto de profesores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s