Valor de ley


Me encanta, me encanta, me encanta esta película. Me ha gustado la historia, los actores y, sobre todo, cómo está rodada. Desde la primera escena, de la que incluyo una foto, hasta la última, los hermanos Coen han hecho un western como mandan los cánones, algo digno del mismísimo John Ford.

La peli empieza con la voz en off de Mattie Ross, ya adulta, recordando el asesinato de su padre a manos de Tom Chaney, mientras en la pantalla se va enfocando poco a poco el cuerpo de un hombre tirado en la calle, delante de un porche e iluminado por la luz amarilla que sale de la puerta abierta de la casa. El resto de la calle está a oscuras, y la nieve cae lentamente sobre el cadáver. Y de pronto el asesino cruza la pantalla al galope.

El resto no desmejora. Los Coen, como buenos directores que son, saben que un western no es un western si no está rodando en plano americano, con alguna que otra panorámica para que apreciemos lo desolador del paisaje. Nada de esos primeros planos agobiantes que están tan de moda desde hace unos años y que son el refugio de los mediocres que no saben aprovechar una pantalla de 20 metros.

Mattie Ross solo tiene 14 años cuando asesinan a su padre, pero es la persona enviada por su madre para recoger el cadáver y llevarlo a casa. Pero Mattie no está por la labor de volver tan pronto. Primero se hace cargo de los asuntos económicos de su padre, en una negociación en la que ya se ve que la niña apunta maneras, y después contrata al Marshal Rooster Cogburn para que atrape al asesino de su padre, y que además la lleve con él, puesto que si va a pagar por el trabajo piensa estar presente para comprobar que se lleva a cabo. La historia la cuenta ella, y ella es el centro de todos los acontecimientos y la que toma todas las decisiones, a pesar de estar rodeada de adultos. Para ella su objetivo está claro y es justo, así que nadie la va a desviar de su camino.

La película es un remake de la versión dirigida por Henry Hathaway en 1969, y que le valió a John Wayne su único Oscar, aunque más como premio por toda su carrera, que ya estaba mayor el hombre, que porque hiciera un gran papel. Pero no me extrañaría nada que Jeff Bridges también se lo llevara con su interpretación del mismo papel, porque está estupendo. También Hailee Steinfield, que está nominada por el papel de Mattie Ross, lo tiene tirado porque está más que fabulosa, aunque no entiendo que la hayan nominado como actriz secundaria, cuando en mi opinión es la protagonista absoluta. Al parecer esta versión es más fiel a la novela de Charles Portis en la que se basa que la anterior, y la novela se centra más en el personaje de la niña, así que no me lo explico. ¿Es porque es una cría? ¿Un personaje tiene tener los 18 cumplidos para que se merezca la denominación de protagonista? Porque por el tiempo en escena no será, que la niña está presente  en prácticamente toda la duración de la peli. En fin, misterios de la Academia.

He leído críticas de esta película en las que se sorprenden de que los Coen hayan sido capaces de filmar un western al estilo tradicional, cuando sus películas hasta ahora han sido siempre tan innovadoras y fuera de lo común, pero a mí no me extraña lo más mínimo. Son buenos en todo lo que se proponen.

Anuncios

4 pensamientos en “Valor de ley

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s