Cuarto viaje a Ruanda


Qué día tan largo. Me levanté a las 4, ya con la maleta y todas mis cosas preparadas, y a las 4.45 vino a recogerme el taxi que había  reservado. He dicho más de una vez que yo soy muy friolera, pero este taxista lo era aún más que yo. Tenía la calefacción a todo trapo, era como viajar metida en un horno. Pero eso sí, un horno marchoso, porque llevaba puesta una emisora como de música tecno chunga (no la había oído en mi vida, la emisora, quiero decir), que no cambió de ritmo en todo el trayecto. Melodía no tenía.

Por suerte el viaje fue corto, porque no bajamos de 140, así que en un pis-pas llegamos a la T2. Facturamos, embarcamos y volamos, todo sin novedad, ni retrasos, ni nieves chungas ni contratiempos, que esas cosas las solemos dejar para los viajes de vuelta.

Llegamos a Kigali a las 19.40, hora local (una hora más que en España), esperamos medio siglo para recoger las maletas, y nos cogimos un taxi al hotel. Al nuevo hotel al que no habíamos venido nunca antes y al que con un poco de suerte nunca volveremos, y que no se puede comparar con el hotel al que habíamos ido hasta ahora. Sólo voy a decir que la primera impresión no fue buena, pero cuando hace 10 minutos he querido ir a darme una ducha y me he encontrado con que no hay agua caliente, ha empeorado drásticamente. Con un poco de suerte mañana nos cambiamos.

Anuncios

8 pensamientos en “Cuarto viaje a Ruanda

  1. Espero que se enderece el viaje y puedas disfrutar a tope 😀
    ¿Desde dónde posteas? ¿Tiene WIFI el hotel o llevas un “pincho”? Lo digo porque creo que los “pinchos” de compañías españolas no funcionan fuera de España, o al menos no de la misma manera.

  2. En vista de que no tenías mucho que contar y sí mucho que descansar, me fui a ver un documental sobre Annie Liebowitz en “La 2”. Lo he dicho más veces pero esta es una de las veces que más se justifica: Cada vez que veo a los judíos, creo en Dios.
    Quiero comentarte que según sus propias palabras, te has llevado la mejor cámara posible: una pequeña (con las limitaciones que supone, en mi opinión, que sea digital). Me ha encantado ver su gusto por el plano medio y también por el gran angular.
    Siento lo del hotel y espero que cambieie enseguida.

  3. Has experimentado el 100% de lo que se siente ser un explorador auténtico, sabes a donde vas pero no como vas a acabar :D. ¡Incluso una ducha con agua fría! Qué valiente fuiste. Gracias a actos como estos, los turistas pueden ir con total seguridad a lugares tan inhóspitos y salvajes como el barrio de Remera (o evitarlos)

    Nos vemos pronto.

    P.D. Hice una visita a la tienda de caramelos.

    • Por suerte ya nos hemos cambiado al Stipp, y estamos en el bar del hotel con nuestros portátiles y la Coca-cola sin gas. Ya me han preguntado por ti!

      Esas chuches del Umpa-Lumpa, que vengan ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s