“The Lords of Discipline”, de Pat Conroy


Durante los años 60 Pat Conroy fue alumno de The Citadel, una de las seis academias militares estatales de los EEUU y en esta novela hace una descripción muy poco favorable de la institución, aunque lo hace como ficción. El autor siempre mantuvo que la academia retratada en su novela no era exactamente su alma mater, sino más bien un compendio de varias academias militares y de sus métodos, pero aun así parece que sus antiguos compañeros no quedaron muy contentos con el retrato que hace de ellos.

La historia está narrada en primera persona por Will McLean, un católico de origen irlandés que acude al ficticio Instituto Militar de Carolina del Sur con una beca de baloncesto. La novela describe la vida en el Institudo de Will y sus tres compañeros de habitación, dos chicos de origen italiano y otro de la alta sociedad de Charleston, y se divide en cuatro partes. En la primera Will describe el inicio de su último curso en el Instituto y la llegada de los nuevos alumnos, entre los que se encuentra el primer chico negro en ser admitido (por orden judicial) entre sus muros. El Coronel Berrineau, cariñosamente conocido como The Bear, le encarga que cuide del nuevo alumno, pues hay rumores de que una organización secreta que existe desde hace años en la escuela ha jurado que lo harán abandonar antes de que acabe su primer año. La segunda parte es un flash-back al primer año de Will en el Instituto, describiendo el infierno de malos tratos y hasta torturas que sufren los nuevos a manos de sus compañeros, con la total aprobación de la administración de la escuela. La tercera parte narra el último año de Will y sus compañeros, su repulsa por los métodos brutales que se emplean con toda normalidad, y sus esfuerzos por proteger al chico negro, y la cuarta parte cuenta su enfrentamiento con The Ten, la dichosa organización secreta.

Alguna vez he visto imágenes en los telediarios de ese tipo de academias militares en Estados Unidos, normalmente de la llegada de los nuevos alumnos, que ponen como noticia curiosa, así que ya había visto a esos chicos uniformados y en formación, mientras los alumnos mayores les gritaban toda clase de insultos y les ordenaban hacer flexiones o contestar preguntas sin parar. Siempre pensé que era algo bastante tonto, después de todo, ¿qué más da que un desconocido te grite insultos durante un rato? Pero la vívida descripción que hace Conroy de esas sesiones, que a veces duraban toda la noche y que a menudo acababan con los chicos perdiendo el conocimiento por el agotamiento, la humillación y el terror, me ha dado otra visión del tema. Además de que las sesiones solían ser nocturnas y sin supervisión de los mandos, e incluían castigos físicos.

Lo que el joven Will cuenta es que aquella experiencia espantosa y terrorífica le enseñó mucho sobre la vida y sobre la clase de persona que quería ser, o más bien, la clase de persona que no querría ser jamás. Y que perseveró y no abandonó porque estaba seguro de que algún día contaría esa experiencia y daría a conocer a todo el mundo lo que era aquel infierno. La escuela moldeaba soldados, lo que llamaban “hombres completos”, pero también sacaba sádicos que disfrutaban demasiado de aquellos métodos.

Como en sus otras novelas, Pat Conroy trata sus temas favoritos: la educación de los jóvenes, los abusos y la influencia positiva del deporte, todo ello en su entorno favorito, la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur. La descripción que hace de sus calles, sus casas y sus habitantes, a los que describe al mismo tiempo con cierta crueldad pero con cariño. No sé si los paisajes de Carolina del Sur son tan bonitos como él los describe, pero consigue que uno tenga ganas de comprobarlo. En su última novela, South of Broad, vuelve a describir esas mismas calles con el mismo afecto.

Anuncios

2 pensamientos en ““The Lords of Discipline”, de Pat Conroy

  1. Al leer esta reseña estaba acordándome de la película “Algunos hombres buenos”. Mi opinión sobre las academias militares en general, y sobre las estadounidenses en particular, es bastante parecida a la de este autor, aunque yo mi opinión no es de primera mano, como la suya. Me parece un libro interesante.
    Un beso.

    • Sí que es interesante, aunque muy duro a ratos. Este es un escritor que me encanta, su última novela, South of Broad, que salió este año (perdón, el año pasado), es estupenda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s