Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Primera parte


Por fin he podido ir al cine, después de varias semanas de mudanza que empezaron —maldita sea— justo el día en que se estrenaba la nuevísima entrega de Harry Potter. Pero todo llega en esta vida, y por fin llegó el momento de ir a ver el principio del fin de la saga.

En primer lugar debo decir que aquellos que no hayan visto las anteriores películas o leído los libros será absolutamente incapaces de seguir el argumento de la peli. De hecho, hay momentos en que el propio Harry parece un poco perdido, y es Hermione la que tiene que explicarle las cosas. Estamos en la séptima parte, y ésta es para auténticos cofrades, de los que saben cuál es el hechizo para cortar (diffindo!), y no para los que se quedaron en un simple lumus.

Los chicos se han hecho mayores, Harry ya se afeita y Ron empieza a ponerle ojitos a Hermione, que ya iba siendo hora porque la pobre llevaba como cuatro años intentando que le hiciera caso, pero así son los hombres, niña, así que vete haciéndote a la idea. La cuestión es que las cosas no están como para ir al cole y ponerse a hacer deberes, así que nuestros héroes lo abandonan todo, ponen a sus familias todo lo a salvo que pueden, y se dedican a ir huyendo por los lugares más remotos del país, intentando descifrar las pistas que les dejó Dumbledore para derrotar a Voldemort. Que ya podría haber sido un poco menos críptico, porque los pobres no saben ni por dónde empezar. Eso es algo que no puedo entender, digo yo que al menos podría compartir información con los de su propio bando. Pero no, no vaya a ser que los chicos tengan una remota idea de lo que tienen que hacer y que les daría una oportunidad de vencer.

Esta es la parte que en el libro se hace un poco lenta, los tres de acampada por ahí, totalmente solos y sin poder hacer nada más que irritarse unos a otros. Lo más interesante es el bolso-contenedor de carga de Hermione, que haría que Mary Poppins se pusiera verde de envidia.

La peli sigue fielmente al libro, pasando por alto algunos detalles sin importancia, como la despedida de Harry y sus tíos y cositas por el estilo. Al centrarse sobre todo en la parte en que los tres chicos están solos, casi no intervienen otros actores. Eso quedará para la segundan parte, en la que sin duda volveremos a disfrutar del desfile de grandes figuras del cine británico de las entregas anteriores. Creo que el único que ha faltado es Michael Caine, y me extraña porque dicen que no le dice que no a ningún papel. Por lo demás, podrían pasar lista. Y no es que los tres protagonistas no se basten para llevar el peso de la película, a estas alturas parece que han crecido con sus papeles y que serían capaces de interpretar a sus personajes hasta dormidos.

He leído que la segunda parte, que se estrenará en junio, se ha rodado en 3D, nada de esas chapuzas que hacen al convertir a 3D una peli rodada en 2D. Creo que todos los que hemos leído este libro la esperamos con impaciencia, porque sabemos que ahora empieza lo bueno. Donde en esta parte hay momentos de espera e inacción, en la segunda todo será actividad desenfrenada y luchas a muerte, y mientras que en esta parte tenemos casi en exclusiva a Harry, Ron y Hermione, en la siguiente habrá gente por todas partes, agitando sus varitas a diestro y siniestro.

Como en esta ocasión no pude ir al estreno, me perdí ese momento tan friki con todo el mundo disfrazado, con rayos pintados en la frente y al borde de las lágrimas por la emoción. Todo esto en gente que ya ha cumplido los 20, o incluso los 30. Los críos no disfrutan tanto como nosotros con estas cosas…

La segunda parte la veré el día del estreno. Sin falta.

[Publicado primero en La Lintera Mágica]

Anuncios

2 pensamientos en “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Primera parte

  1. Me encanta lo apasionada que se te ve. Yo no pude pasar del cuarto libro, aunque según mis hijos y mi marido es uno de los mejores. Ellos se los han leído todos y han visto todas las películas. Incluso tenemos la colección de libros por duplicado (una para cada una de mis hijos). Adoro a J.K Rowling por lo que ha hecho por el fomento de la lectura en millones de jóvenes.
    Y nada, ¡Los frikis al poder!:
    http://cesarjodra.wordpress.com/2010/11/10/%c2%bfhasta-cuando-se-debe-ser-friki/

    Un beso.

    • Yo hace ya años que abracé a mi friki interior, y no me avergüenza reconocerlo. Me encanta la fantasía y la ciencia-ficción, tanto en el cine como en la literatura, desde que leí por primera vez El Señor de los Anillos a los 8 años hasta hoy. En el estreno de El retorno del Rey, al que fuimos un grupo de unas 20 personas (todo el mundo quería venir conmigo, porque sabían que iba a ser la primera en la cola de la taquilla), llevamos unas camisetas negras con el árbol blanco de Gondor impreso, que yo misma dibujé para la ocasión. ¡A ver quien supera eso!

      En cuanto a Harry Potter, pues sí, me gustaron mucho los libros, me parecieron de lo más entretenidos, y aunque las películas no llegan a estar a la altura, son lo suficientemente buenas para pasar un rato agradable.

      Tu marido y tus hijos tienen razón: el cuarto es uno de los mejores. 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s