“Anne of the Island”, de Lucy Maud Montgomery


anneoftheisland Tercer libro de la serie de Anne Shirley, que narra los cuatro años que Anne pasa en la Universidad de Redmond.

Anne tiene 18 años y ha pasado los dos últimos trabajando como maestra en Avonlea y preparándose para la universidad con el pobre Gilbert, que la sigue como un perrito. Además de Gilbert, a Redmond también acuden dos de sus amigas de Queens, y ya el primer día hacen una nueva amiga, Philippa Gordon, un personaje muy divertido.

En este libro Anne recibe cinco propuestas de matrimonio (espero no dejarme ninguna), que rechaza una tras otra. Algunas son alucinantes, como la del que se declara a través de su hermana. Pero rechazar a Gilbert es un error, una crueldad y no tiene perdón. Me revientan los argumentos que se basan en que los personajes sufran por tomar decisiones a todas luces equivocadas y que es evidente que les van a causar infelicidad. ¿Que ahora te das cuenta de que no debiste tratar así de mal a ese pobre chico? Pues te aguantas, y si se busca a otra te está bien empleado.

Por supuesto, Gilbert no se busca a ninguna otra, aunque pueda llegar a parecerlo, así que cuando la tonta de Anne por fin se da cuenta de que ha metido la pata y se cansa de tontear con el guapo de la clase, él sigue ahí esperándola, y todo acaba como tiene que acabar.

La serie se aparta del argumento de este libro mucho más que de los dos anteriores. En la serie Anne no va a la universidad, sino a trabajar como maestra en un colegio para niñas, y en vez de con un compañero de clase sale con el padre de una alumna, un viejo que me ponía malísima. Pero sí que es igual de mala con Gilbert. Y termina con el mismo y satisfactorio “Yo no quiero joyas ni suelos de mármol, sólo te quiero a ti”.

Share

Anuncios

2 pensamientos en ““Anne of the Island”, de Lucy Maud Montgomery

  1. Recuerdo haber visto hace mil años varios capítulos de la serie televisiva Ana de las Tejas Verdes y la verdad es que no me gustó demasiado. Por este motivo nunca me ha dado por interesarme por los libros aunque parece por tus comentarios que puede haber sido un error por mi parte,

    • ¿No te gustó la serie? A mí me encantó, me parecio que tenía muchísimo sentido del humor. Imagínate la escena: Anne Shirley llega a la casa de la familia que se supone que la va a adoptar, le acaban de decir que ha habido un error y que quieren un niño, así que se echa a llorar. La señora que la ha acogido le dice en tono adusto que deje de llorar, y que cómo se llama, a lo que la niña responde: “¿Podría llamarme Cordelia?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s