“Anne of Avonlea”, de Lucy Maud Montgomery


Anne Shirley vuelve a Avonlea tras un año estudiando para obtener el título de maestra. En la primera novela de la serie, Anne posponía sus planes de ir a la universidad debido a la muerte de Matthew, y se disponía a empezar a trabajar en la escuela de Avonlea. Y así comienza esta nueva historia.

Las aventuras y desventuras de Anne como maestra tienen su gracia. Debe de ser terrible encontrarse a cargo de una clase con solo 16 años y alumnos prácticamente de su misma edad, pero aún así sale adelante. Y en casa tiene un nuevo reto, ya que Marilla decide acoger a Davy y Dora, unos gemelos hijos de un primo suyo que se quedan huérfanos. Davy es un trasto de cuidado, así que las tiene siempre ocupadas.

Como en el libro anterior, no hay verdaderos sobresaltos en la historia, y el colmo del disgusto es que se equivoquen en el color de la pintura de un granero. Anne es un poco más madura, aunque sigue teniendo sus traspiés, como cuando vende por error la vaca de su vecino (uno de los episodios más graciosos de la serie).

La novela termina con Anne entrando en la edad adulta y a punto de irse a la universidad, con Gilbert Blythe pisándole los talones. Por dios, con lo monísimo que era en la serie, ¡cómo podía tratarlo tan mal! Lo que sufrí yo por ese pobre chico…

Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s