Semana de lluvia


El martes por la noche tuvimos una tormenta tremenda, rayos y truenos toda la noche y una lluvia torrencial. En las otras ocasiones en las que he estado aquí siempre que tocó lluvia la cosa no duró más de un par de horas, pero esta semana ha llovido todos los días un montón de rato. Con lo que eso conlleva: cortes de luz interminables, retrasos en todos los trabajos, y ya el colmo, reparando una carretera se han cargado la fibra óptica. Y lo han hecho a conciencia, porque esto fue el miércoles y aún no la han arreglado (dan la respuesta estándar aquí: estará en una hora).

Lo de este sitio es increíble. Entre lo mal que funciona todo, la pachorra de la gente y el estado de deterioro de las cosas, acaba uno de los nervios. Ayer cogimos un taxi que, de las 4 ruedas, sólo llevaba dos iguales entre sí. Y además, una de las distintas era más grande que el resto, y no quiero decir más ancha, sino de mayor diámetro. Total, que a mitad de camino la rueda empezó a hacer un ruido tremendo, y tuvimos que parar en una gasolinera porque además del tamaño incorrecto, ¡iba floja! ¡Tuvieron que apretar las tuercas para que no se saliera!

Hoy pensábamos ir de excursión a Butare, pero el conductor nos ha dado plantón porque dijo que hoy es sábado de trabajo social y lo iba a multar la policía. Era mucho mejor el primer conductor que tuvimos, que con su absoluto desprecio por la autoridad iba saltándose controles policiales tan contento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s