“La venus de cobre”, de Lindsey Davis


Tercera entrega de la serie de Marco Didio Falco, investigador privado en la Roma del emperador Vespasiano.

En esta ocasión nuestro héroe, harto de trabajar para Palacio, decide aceptar un caso privado: investigar y auyentar a Severina Zotica, una novia profesional. Los familiares del riquísimo liberto Hortensio Novo están preocupados por su decisión de casarse con una mujer cuyos tres anteriores maridos fallecieron en circunstancias extrañas nada más nombrarla su heredera.

Pero la cosa se complica cuando Novo es envenenado antes de casarse, lo que parece descartar a Severina.

Falco se ve envuelto en un montón de intrigas y en los sucios negocios del mercado inmobiliario, pero como siempre consigue salir a flote, aunque sea apaleado.

La parte más divertida es la fiesta que organiza Falco en su casa cuando Tito Vespasiano, el hijo del Emperador, le envía de regalo un rodaballo. Su madre, sus hermanas y cuñados, Helena Justina y el propio Tito se juntan en su cocina a gritar instrucciones contradictorias al esforzado cocinero, y acaba siendo una juerga fenomenal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s