“La estatua de bronce”, de Lindsey Davis


En la segunda novela de la serie, Marco Didio Falco tiene que lidiar con los cabos sueltos de la conspiración de La plata de Britania, empezando por deshacerse de un cadáver por orden del emperador.

Ahora Falco trabaja para Vespasiano, muy a su pesar, pero es que el pobre necesita mucho dinero para poder ingresar en la clase media y así casarse con Helena Justina. No es que a ella le importe el dinero, pero después de ver el nivel de vida al que la tenía acostumbrada su ex-marido, el pobre Falco tiene la moral por los suelos.

Los dos se pasan el rato discutiendo como fieras, mientras a su alrededor los conspiradores se asesinan unos a otros y algunos hasta se levantan de la tumba.

El libro mantiene el tono mordaz del primero, de detective que está de vuelta de todo pero en el fondo tiene su corazoncito. Los secundarios siguen igual de estupendos, con la multitud de hermanas y la caterva de sobrinos de Falco entrometiéndose en todo, por no hablar de su madre… Falco le hace frente a todo aunque no siempre sobrio ni con buena cara.

Es el primer libro que leo en mi nook, que es divino de la muerte. Estoy encantada de habérmelo comprado, cargándolo de libros a destajo. No va a haber quién me pare.

Anuncios

2 pensamientos en ““La estatua de bronce”, de Lindsey Davis

    • A mí me pasa lo mismo, como mucho puedo leer dos seguidos pero luego tengo que intercalar cosas distintas. Los 20 libros de Master & Commander los leí a lo largo de 4 ó 5 años, y estos llevan el mismo camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s