“La plata de Britania”, de Lindsey Davis


Lo bueno de pasarse 12 horas sentada en Barajas es que se tiene mucho tiempo para leer…

La plata de Britania es el primer libro de la serie sobre Marco Didio Falco, un investigador privado en la Roma del emperador Vespasiano, en el siglo I d.C. Una especie de Phillip Marlow con toga, con un sentido del humor muy ácido. Y como toda novela policíaca que se precie, está narrada en primera persona por el propio Falco, que se describe a sí mismo sin ningún romanticismo.

La historia empieza cuando nuestro héroe rescata a la joven sobrina de un senador, que acaba de ser secuestrada de la casa de su tío. A partir de ahí empieza a descubrirse la trama de una conspiración contra el Emperador, financiada con lingotes de plata robados, que lleva al pobre Falco hasta Britania, donde el pobre ya había estado con las legiones y donde nunca hubiera querido regresar. Allí debe infiltrarse en una de las minas de plata, haciéndose pasar por esclavo, para descubrir cómo funciona la trama de corrupción que permite robar la plata. Allí también conoce a Helena Justina, la hija del senador, una especie de Lauren Bacall patricia.

Es un libro muy divertido y entretenido, los dos protagonistas, Falco y Helena Justina son estupendos, y hay una colección de personajes secundarios de lo más pintorescos, como la madre y las hermanas de Falco, su amigo el capitán de la guardia Petronio o su vecina la lavandera Lenia. Es, a pesar de la ambientación histórica, una historia muy moderna.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s