“Harry Potter and the Prisioner of Azkaban”, de J.K. Rowling


Éste fue el libro que me enganchó de verdad a la serie de Harry Potter, y fue por la rata. Los dos primeros me habían gustado, me parecieron unos libros monos y originales, pero la rata es un golpe de genio. ¡Tres años, se pasa la rata rondando por los bolsillos de Ron! Tres años durante los que se les cae, se lleva golpes y hasta intentan hacer que se vuelva amarilla, y todo ese tiempo resultó ser un mago traidor. Es de lo más siniestro, y no lo vi venir ni de lejos. Y eso es algo que me pasa pocas veces, la verdad.

La historia sigue las directrices de siempre, con algunos personajes nuevos, como la profesora de Adivinación (que para mí ya siempre tendrá la cara de Emma Thompson), el nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras, por una vez uno bueno de verdad, y la oscura figura de Sirius Black, padrino de Harry y acusado de traicionar a sus padres, haciendo posible que Voldemort los asesinara. Nuestro trío sigue haciendo de las suyas, totalmente despreocupados pese a la amenaza de Sirius, fugado de Azkaban y empeñado en entrar en el colegio. Tenemos Quidditch y criaturas extrañas, un mapa mágico la mar de majo y alguna aventurilla por ahí, y Snape está especialmente desagradable. La amenaza de Voldemort no se hace notar hasta casi el final, y todo es más o menos como en los otros libros, excepto por el toque maestro de la rata.

Después de eso, cualquier cosa es posible.

Share

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s