Ivanhoe, de Sir Walter Scott


Recordaba perfectamente la historia por la peli, que habré visto un millón de veces, con Elizabeth Taylor en el papel de la judía Rebecca, y la sosa de Joan Fontaine haciendo de Lady Rowena, que parecía insólito que alguien la prefiriese a ella antes que a la Taylor.

El libro es muy del estilo del rey Arturo: justa por aquí, caballero despanzurrado por allá, por mi honor, por mi dama, por mi Rey, bla bla bla. Tenemos por ahí a Robin Hood haciendo de las suyas, a Ricardo Corazón de León, que era un cantamañanas, todo el tiempo venga a masacrar sarracenos, y al malvado Juan Sin Tierra, que era el que se quedaba en casa a levantar el país, para que luego lo pusieran verde…

Supongo que en el siglo XIX sería lo normal, pero ahora resulta chocante que nunca se mencione a los judíos sin añadir “esa raza maldita”. ¡Incluso los propios judíos lo hacen!

No estoy tan ducha en historia medieval británica como para pillar si hay muchas inexactitudes históricas, pero hay una muy gorda al final que salta a la vista. La historia se supone que transcurre en el siglo XXII, así que cuando Rebeca dice al final que su padre y ella se marchan a Granada, porque tienen amigos en la corte de Boabdil, debe ser que piensan viajar en el tiempo además de en el espacio, y plantarse en el siglo XV. Justo a tiempo para la conquista de Granada y la expulsión de los judíos, vamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s