Slumdog Millionaire


Desgraciadamente, tengo la lectura abandonada, debido a una sobrecarga de trabajo. La semana pasada salí de trabajar todos los días a eso de las 8 de la tarde, cuando mi hora de salida es las 5 y media, y por si eso fuera poco, tuve que trabajar el sábado hasta las 11 de la noche.  Estaba tan cansada que, por primera vez en un montón de años, me perdí la ceremonia de entrega de los Oscar. Un horror, que tiene toda la pinta de ir a repetirse esta semana.

El domingo, después de dormir como un ceporro hasta tardísimo y de superar un grave ataque de limpieza que me dejó baldada, decidí irme al cine, a ver “Slumdog Millionaire”. Qué película tan bonita, a pesar de toda la miseria que retrata tiene un tono positivo que hace que uno salga del cine con una sonrisa. Creo que en La India no les ha hecho ninguna gracia la imagen que dan del país, pero mucho me temo que no se han inventado nada. La mendicidad, la suciedad, los niños buscándose la vida para poder sobrevivir, cueste lo que cueste…

A pesar de todo eso, consigue ser una peli alegre, y a mí me hizo disfrutar un montón.

13 pensamientos en “Slumdog Millionaire

  1. Me muero de ganas de ver esa peli!!! todo el mundo que la ha visto me ha hecho el mismo comentario, les ha gustado mucho.
    Ultimamente me he tragado unos buenos rollazos, así que creo que la proxima que va a caer es la que recomiendas, iré sobre seguro.
    En cuanto a los libros, ¡como te entiendo! odio ponerme a leer y ser incapaz de concentrarme porque detras tengo como un runrun rumiando los acontecimientos del día y el agotamiento acumulado…

    • Espero que te guste, me da mucha rabia recomendar una peli o un libro a alguien y que se lleve un chasco.
      Mi problema para leer estos días no es que no pueda concentrame, yo creo que sería capaz de leer durante un bombardeo, pero es que llego tan cansada que me quedo dormida en cuestión de segundos.

    • Bromeas ¿no? ¿cómo vas a leer datos en binario? Como mucho será para corregir alguna trama que se esté transmietiendo mal. pero para esas cosas suele haber herramientas 🙂

    • Estoy deseando que se acabe esta racha. Anoche íbamos una compañera y yo camino de los coches, muertecitas de miedo las dos, porque la zona industrial de Torrejón no es como para andar de paseo…

    • Síiiiiiiii! Aunque tampoco es que vaya a descansar mucho. Tengo que limpiar, poner lavadoras, lavar el coche…
      Ya para empezar, anoche estuve leyendo hasta las 2.

  2. Pingback: “Tigre blanco”, de Aravind Adiga « Diario de Lectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s