Descanso


Vuelvo por estos lares tras unos días de merecido descanso en mi casa (o sea, la de mis padres, que sigue siendo la casa de uno de por vida). Da gusto volver a casa, a recibir los achuchones de rigor (“¡Cuánto te hemos echado de menos!”) y los reproches (“Tu has adelgazado. ¿Seguro que comes bien?”) y, claro está, los regalos de cumpleaños. ¡Por fin tengo la edición de coleccionista de Master & Commander! (gracias, David y Aldara).

Pero todo lo bueno se acaba, y ya estoy de vuelta en Alcalá. Seis horas de coche, con el maletero lleno de tuppers, y luego una hora más para conseguir meterlos todos en el congelador, que con esta experiencia ya puedo trabajar de estibador de barco donde sea.

Al menos he recuperado mi ritmo de lectura. Próximamente: Firmin.

Anuncios

4 pensamientos en “Descanso

  1. Pues sí, y ya me queda poco, supongo que lo acabaré hoy.
    La verdad es que el pobre es un poco patético. Hasta me da pena, con el asco que les tengo yo a las ratas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s