“Agua para elefantes”, de Sara Gruen


El anciano Jacob Jankowski, encerrado en una residencia para ancianos, recuerda sus días como veterinario en un circo.

 La autora parece haber hecho un gran trabajo de investigación, y describe con precisión las costumbres de los artistas y los trabajadores (que nunca se mezclan unos con otros) de un circo de los años 30. Jacob, por su profesión, no es ni una cosa ni otra, por lo que tiene acceso a ambos mundos.

 El villano es un poco exagerado, como el malo malísimo de una peli de cine mudo persiguiendo a una damisela en apuros, lo que hace la trama un poco simplona, pero compensa por lo fascinante de la ambientación.

 Y el final es perfecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s